Retorno a clases: marzo debería ser un mes en que prime la flexibilidad y voluntariedad

0
382

Debate. El 1 de marzo está fijado el inicio del año escolar. Hay cierto consenso en que, al menos al comienzo, el regreso a las aulas debiera ser voluntario, flexible y gradual.

SANTIAGO. A solo dos semanas de que se inicie el año escolar 2021 y mientras la vacunación contra el Covid-19 avanza a gran velocidad en el país –el proceso general para los profesores comienza hoy–, se reactiva el debate sobre la forma en que se debieran retomar las clases a partir del 1 de marzo: si totalmente a distancia o con algún grado de presencialidad.

El ministro de Educación, Raúl Figueroa, señaló este sábado que el inicio de la vacunación de los docentes y trabajadores de la educación “constituye una herramienta fundamental para que, junto a los protocolos y planes de funcionamiento que hemos desarrollado con los colegios, contemos con las mejores condiciones para dar inicio al año escolar de forma segura y con un sistema mixto”. Mientras que el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz, fue enfático en señalar que “no están las condiciones en el mes de marzo para volver a clases presenciales” e hizo un llamado a los sostenedores, a “proteger la vida y la salud de sus comunidades”. “Claramente marzo no es la fecha (…) veremos si en abril están las condiciones, veremos si en mayo”, agregó el dirigente, quien subrayó que eso debiera ocurrir solo en las comunas que estén en el Paso 4. “(Tener la) pandemia controlada es fundamental para que se pudiera ir pensando en la posibilidad de poder abrir las escuelas”, afirmó. De hecho, Rodolfo Carter, alcalde de La Florida, reconoció “que en marzo no se puede volver” a clases presenciales. “La ciencia dice que se requieren 28 días entre vacuna y vacuna, más siete, ahí recién se alcanza la inmunidad: 35 días. Si incluso partiéramos hoy día (vacunando a los docentes), la inmunidad teórica partiría a mediados del próximo mes. No es posible partir el primer día de marzo, matemáticamente es imposible”, sostuvo. ¿Marzo, abril, mayo o el próximo semestre? Hay diferentes visiones sobre cuándo pensar en un retorno más masivo a las aulas, aunque distintos actores ligados a la educación coinciden en que marzo debería ser un mes en que prime la flexibilidad y voluntariedad.

MODALIDAD INTERMEDIA

En tanto, el diputado Hugo Rey (RN), miembro de la Comisión de Educación de la Cámara, plantea una modalidad más intermedia. Piensa que en marzo “la vuelta a clases tiene que ser voluntaria, como lo fue durante el año 2020”, y que los colegios que cuenten con las condiciones, y los apoderados estén de acuerdo, puedan abrir. “Yo soy partidario de entregar libertad a las comunidades educativas”, señala. “Marzo, probablemente, puede ser un mes crítico, complejo, donde todavía va a haber la posibilidad de contagio masiva. Hay que pensar que recién en abril vamos a tener millones de personas con la segunda dosis, por lo tanto, el virus ya no va a pegar tanto ni generar las complicaciones de hoy día. Por tanto, yo soy partidario de que, al menos marzo, y probablemente parte de abril, esto continúe voluntario”, afirma. En ese sentido, dice que comparte lo que hará el Municipio de Talca, donde “las clases van a comenzar no en marzo ni en abril, sino que probablemente en mayo, cuando ya esté todo más avanzado, más tranquilo, que es un poco lo que la gente le está pidiendo al alcalde (Juan Carlos Díaz), y a muchos otros alcaldes”.