A 18 días del nuevo año escolar

0
195
editorial

Solo el paso del tiempo podrá hacer posible –en un futuro no muy lejano– cuantificar y dimensionar los negativos efectos que la pandemia del Coronavirus ha tenido en el proceso enseñanza-aprendizaje, tanto en Chile como en el resto del mundo.

Si bien las recientes evaluaciones y análisis que se hicieron al término del complejo e inédito proceso del 2020, concluyeron que “no fue un año perdido”, debe reconocerse que, en verdad el daño fue muy grande y sus consecuencias se van a proyectar indefectiblemente en el presente 2021 y los años siguientes.

Habrá, por cierto, muchos “vacíos y lagunas” que, naturalmente, son atribuibles más que nada a la crisis sanitaria, que podría compararse con una tormenta que perjudicó a todos los niveles de la cadena educacional y formativa, desde el área parvularia hasta la profesional y universitaria. 

Debe reconocerse, eso sí, que todos los esfuerzos que se realizaron para mantener en rodaje el proceso académico y docente, tuvieron como base la sana inspiración y voluntad desplegada por las autoridades, el magisterio y hasta el propio estudiantado, tomando en cuenta que no todos los alumnos estaban en condiciones –sociales y económicas– para recibir en plenitud la llamada educación “online”, o a distancia y las tareas de los profesores fue ardua, extenuante y no siempre bien valorada y comprendida. 

Enfrentados a un nuevo ciclo, la realidad ineludible nos dice que, en la práctica, quedan apenas 17 días de vacaciones de verano para los alumnos (as) pues el Ministerio de Educación confirmó que el inicio de clases del año 2021 está programado para el lunes 1 de marzo y una semana antes deberán ingresar los docentes, asistentes de educación y administrativos.

Los escenarios en la enseñanza parvularia, básica, media y universitaria, no están aún totalmente claros y cada unidad educacional –junto con las autoridades locales– verá modo de hacer, ya sea nuevamente clases vía remota; mixtas; o presenciales con jornadas alternadas entre un modo y otro, tratando de evitar cualquier tipo de contagio.

El Mineduc dio a conocer las fechas en su Plan de Funcionamiento 2021, en el que además se detalló la planificación de estudios y determinó dar “prioridad al desarrollo socioemocional de los estudiantes”.