Atropello a militar en Curicó: Defensa de imputada asegura que uniformados incumplieron protocolos

0
717
El accidente derivó en que uno de los miembros de la patrulla militar (el cabo segundo Brayan Castillo Salgado) perdiera sus extremidades inferiores.

Peritaje. Abogado Vinko Fodich solicitó a la Fiscalía revisar las imágenes de las cámaras de seguridad de un condominio, que registraron el momento previo al accidente, en el que el cabo segundo Brayan Castillo Salgado, debido al impacto, sufrió lesiones que derivaron en la amputación de sus piernas.

CURICÓ. Imágenes de la cámara de seguridad del condominio El Remanso, en el Camino Alto de Zapallar de Curicó, serían clave de cara a poder establecer la dinámica del accidente en el que se vieron involucrados un vehículo particular y una patrulla de fiscalización del Ejército.

Recordemos que el accidente derivó en que uno de los miembros de la patrulla militar (el cabo segundo Brayan Castillo Salgado) perdiera sus extremidades inferiores. Así lo aseguró el abogado defensor Vinko Fodich, en representación de Nicold Orellana, quien fue formalizada por su presunta responsabilidad en el atropello al cabo segundo Brayan Castillo Salgado, ocurrido la noche del viernes 8 de enero. 

Según lo planteado por Fodich, los militares que se encontraban en el citado vehículo (un jeep) “habrían incumplido protocolos de seguridad”, poniendo en riesgo su vida y la de terceros. 

De acuerdo a Fodich -quien junto a los exfiscales Alejandro Peña y José Antonio Villalobos asumieron la defensa de la mujer- los dos miembros del Ejército, previo al accidente, “apagaron las luces del vehículo militar y se estacionaron en mitad del camino para abordar y controlar a dos ciclistas que circulaban en la zona, en pleno toque de queda”.

“Existen imágenes que pueden corroborar nuestra teoría respecto a la negligencia en la que incurrieron ambos soldados, lo que generó que nuestra representada no pudiera percatarse de la presencia de un vehículo militar estacionado en mitad del camino, y ocurriera -en consecuencia- este lamentable accidente”, agregó Fodich, recalcando que “ya solicitamos a la Fiscalía que se pericien todas las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar y al mismo tiempo, se nos entreguen copias de las mismas”.

DILIGENCIAS

Asimismo, detalló que paralelamente “encargamos un peritaje privado, tendiente a establecer que nuestra defendida conducía atenta a las condiciones del tránsito, siendo la causa basal del accidente, la maniobra imprudente del vehículo militar, ya sea del conductor o del oficial a cargo de la patrulla”.

Por último, lamentó la situación de la víctima, reiterando que “nuestra representada se encuentra muy afectada por lo ocurrido y dispuesta a colaborar en la investigación y todo lo que sea necesario para el esclarecimiento de los hechos”.

Junto a Nicold Orellana, también fue formalizado por cuasidelito de lesiones graves gravísimas, el conductor del auto militar, Luis Ahumada, pues –según estableció el Ministerio Público- el camión del Ejército habría estado estacionado en un lugar no habilitado y sin elementos reflectantes o luminosos al momento de ser embestido por la mujer. Orellana continuará con arraigo nacional luego que la Corte de Apelaciones de Talca rechazó la solicitud de cursar la medida cautelar de prisión preventiva solicitada por los abogados de Brayan Castillo, ratificando así la resolución del Juzgado de Garantía de Curicó.

AUDIENCIA

Según relató el fiscal, Enrique Fernández durante la audiencia de formalización de cargos “personal de la SIAT que trabajó en el lugar, pudo concluir que la responsabilidad en este accidente era tanto del conductor del vehículo militar, como también del conductor del vehículo particular”. 

“El primero se detiene en la calzada a efectuar un control a personas que estaban en la vía pública en horario de toque de queda, sin embargo, el vehículo queda en medio de la calzada, mientras que por su parte la conductora, no estaba atenta a las condiciones del tránsito, procediendo a colisionar y atropellar al funcionario militar, aprisionándolo contra el vehículo militar y a raíz de esto, éste resulta con sus extremidades amputadas. En virtud de todo esto, es que existen responsabilidades de ambos conductores”, detalló el persecutor.