Histórico: Comenzó la construcción del Cesfam de la comuna de Molina

0
237
Así quedará el Cesfam de Molina.

Jefa comunal. Alcaldesa Priscilla Castillo constató en terreno el inicio de los trabajos, calificando lo vivido como “un sueño de muchos años”.

MOLINA. Lo que parecía un sueño, hoy es una realidad. En un día histórico para la comuna, comenzó oficialmente la construcción del Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Molina.

Tras años de espera, papeleo, suspenso e incertidumbre, los molinenses pueden comprobar, con sus propios ojos, el inicio de las faenas para edificar lo que será el primer recinto de este tipo para los habitantes del sector urbano, quienes hasta ahora solo pueden acudir al Hospital Santa Rosa ante cualquier dolencia.

Así lo constató en terreno la alcaldesa Priscilla Castillo, quien manifestó que “estamos muy, muy orgullosos de poder estar aquí este día y ver las máquinas trabajando, de saber que estamos cumpliendo un sueño de muchos años”.

MEJOR CALIDAD DE VIDA

Un punto que la jefa comunal destacó es el mejor servicio al que podrán acceder los molinenses, una vez que se encuentre operativo el recinto. “Creo que es importante para toda la comunidad siempre ir avanzando en tener mejor calidad de vida y eso pasa por tener una buena salud. Por eso, para nosotros era muy importante iniciar este proyecto”, comentó, puesto que allí se atenderán los controles de niño sano, embarazadas, pacientes postrados y crónicos, entre otros.

De esta forma, la red municipal administrará el Cesfam de Molina, el Cesfam de Lontué y las Postas Rurales de El Yacal y Tres Esquinas. Por su parte, el Hospital Santa Rosa (dependiente del Servicio de Salud del Maule), podrá subir de categoría una vez que comience a funcionar el nuevo espacio.

LARGO CAMINO

Fueron diversos los obstáculos que debió sortear la idea de tener un Cesfam hasta llegar al inicio de obras. Lo que partió como un deseo hace 20 años por la conocida dirigente, Zoila “Charito” Urzúa, cuyo nombre llevará el recinto, hoy es una realidad.

Al momento de ver las máquinas trabajando, las emociones afloraron en los presentes, puesto que la serie de problemas y retrasos del Servicio de Salud del Maule (un decreto sin toma de razón y entrega de papeles vencidos) hizo que muchas personas dudaran sobre la realización del proyecto impulsado por el municipio.

Una de ellas fue Silvia Kern, integrante del Consejo de Salud del Hospital Santa Rosa, quien dijo que “nosotros ya hace más de dos años que tenemos los muebles comprados para la sala de reuniones, así que estoy bien contenta de ver las máquinas trabajando, que es lo importante”.

Sobre la histórica presidenta del Consejo, expresó que “espero que Charito lo pueda ver y esté contenta. Ojalá que, cuando la obra esté avanzada, podamos traerla, porque ya viendo una máquina trabajando uno está tranquila. Como se veía que esta cosa se echaba para atrás y no avanzaba, uno también se preocupaba, así que gracias a todos y a la señora Priscilla, que logró que se construyera esto para toda la comunidad”.

EMPRESA DE TRAYECTORIA

Un aspecto que da confianza, a juicio de la alcaldesa Priscilla Castillo, es la elección, mediante licitación pública, de la Constructora Casaa para edificar el Cesfam. “Es la misma que nos hizo el Liceo Bicentenario (el primer “Liceo Sello” de Chile), por lo que conocemos la trayectoria que tiene y, al ser una empresa molinense, obviamente cuidará este espacio y tratará de sacarlo lo antes posible, para poner este centro de salud al servicio de las personas de nuestra comuna”, aseguró.

Para la obra, el Servicio de Salud asignó más de 4.200 millones de pesos, dejando un plazo de trece meses para ejecutar las labores.

OPORTUNIDAD LABORAL

La jefa comunal aprovechó de hacer un llamado a las personas que deseen trabajar en la obra, para que se acerquen a las dependencias de la Oficina Municipal de Información Laboral (OMIL), ubicada frente a la plaza Gabriela Mistral, conocida también como General Maturana.

“La empresa igual necesita jornales y carpinteros, así que los interesados pueden llevar sus antecedentes a la Omil, o también venir directamente a la obra, porque ya están instaladas las faenas. Obviamente, se necesitará bastante personal durante todos los días que vienen”, detalló.

El terreno de media hectárea donde se construye el Cesfam de Molina se encuentra en calle El Pinar, entre las villas Región del Maule y La Concepción. El momento de ver hecho realidad el sueño de miles de molinenses, está cada vez más cerca.