Se realizó cambio de mando en Prefectura de Carabineros de Curicó

0
494

Bajo estrictas medidas sanitarias. El jueves pasado se realizó la actividad que estuvo presidida por el jefe (s) de la VII Zona de Carabineros Maule, coronel Sergio Carrasco, quien como interventor instruyó que el prefecto (s), teniente coronel Carlos Muñoz, entregara la jefatura al teniente coronel Oscar Muñoz Vásquez.

Curicó. El nuevo prefecto es oriundo de la localidad de Yungay, en la Región de Ñuble. Por temas laborales de sus padres, a temprana edad se debió trasladar hasta Chillán, donde cursó sus estudios  básicos y medios en la Escuela D-202 – Ex Escuela 4, y posteriormente egresó del Colegio Concepción de dicha ciudad.

El oficial ingresó a Carabineros el año 1992, siendo su primera destinación la 19° Comisaría de Providencia, desde ahí fue trasladado y prestó servicios en distintas unidades de la Región de Antofagasta, destacando su paso por el Hogar de Menores de Tocopilla y el Grupo de Formación de Carabineros Chile, lugar en el que fue parte de la formación de dos promociones de Carabineros Alumnos, lo que tuvo su punto final al haber quedado aceptado en la Especialidad de Montaña y Fronteras, en Ovalle.   

Tras adquirir los conocimientos en Montaña y Frontera, el ahora prefecto de Curicó, fue destinado a la tenencia de Monte Aymond, localidad chilena de la comuna de San Gregorio, de la Región de Magallanes y la Antártica Chilena, la que se encuentra ubicada sobre la ruta CH-255, a pocos kilómetros del paso fronterizo con Argentina, Integración Austral, posteriormente desarrolló funciones en la tenencia Yendegaya, que se encuentra situada en la costa norte del canal Beagle en la isla Grande de Tierra del Fuego, en la zona austral de Chile e intermitentemente en la Avanzada Torres del Paine.

EXITOSA CARRERA

Ya en el año 2008, el teniente coronel Muñoz regresó a la Región Metropolitana como subcomisario de Maipú, para luego ya en el grado de mayor, asumir como comisario en la 6° comisaría de San Vicente de Tagua Tagua, en la Región de O’Higgins, siendo galardonado como la gestión más exitosa del año, obteniendo un reconocimiento más allá de las fronteras de nuestro país, por el órgano internacional “Altus”, representando a todos los policiales de Iberoamérica, en la ciudad de Nairobi.

Antes de asumir el cargo en la Prefectura Curicó, fue subprefecto administrativo en la Prefectura de Los Ángeles y, en el año 2019, fue trasladado hasta la Prefectura de Chiloé para luego volver a su especialidad de Montaña y Fronteras, asumiendo el cargo en la Provincia de Palena como subprefecto rural fronterizo en dicha patagonia verde, donde debió asumir la tarea preventiva ante la pandemia, asumiendo la responsabilidad de Delegado del Jefe Nacional de Seguridad de Los Lagos, la que rindió exitosos frutos por la nula cantidad de personas contagiadas del Covid-19 por las férreas  medidas adoptadas.

La máxima autoridad de Carabineros en la provincia es casado y padre de tres hijos: Emilio de 13 años; José Ignacio, 9 años; y José Tomás, de 4 años. Dicen que asumió el cargo motivado y agradecido de poder ejercer sus conocimientos en esta zona y manifestó durante la ceremonia de cambio de mando, estar encantado de las bellezas propias de la zona agrícola y del importante trabajo que se está realizando en beneficio de las personas por evitar posibles contagios y propagación de la pandemia, comprometiéndose a trabajar intensamente por disminuir los delitos y aumentar la tan importante sensación de seguridad de la comunidad.