Siete formalizados por otorgar certificados falsos para obtener licencias de conducir

0
650
El fiscal jefe de Cauquenes, Francisco Ávila, entregó detalles sobre la investigación que terminó con siete imputados por diversos delitos (imagen de archivo).

Ministerio Publico ordenó allanamiento. Investigación apunta a la Escuela de Conductores “Palermo”, que mantiene oficinas en las comunas de Cauquenes y Parral.

CAUQUENES. Tras la apertura de una investigación sobre la Escuela de Conductores “Palermo”, que mantiene oficinas en las comunas de Cauquenes y Parral, se logró determinar que al menos siete personas, entre ellos dos propietarios de la empresa con sede en esta ciudad, están involucrados en el otorgamiento de certificados falsos para obtener licencias de conducir.
Es así como por orden de la Fiscalía Local de Cauquenes, detectives de la PDI allanaron las oficinas de la Escuela de Conductores y detuvieron a todos los implicados en el ilícito, los que fueron imputados ayer durante la audiencia de formalización efectuada en el Juzgado de Garantía de Cauquenes.
“Se formalizó a diversos sujetos por infringir la Ley de Tránsito, entre ellos a los propietarios de una empresa de Escuela de Conductores, la cual certificaba falsamente, ya que las personas formalizadas no cumplían ni siquiera con el curso de conductores profesional, sino que simplemente se emitía el certificado, previo pago de una suma de dinero”, precisó el fiscal jefe de Cauquenes, Francisco Ávila.
El persecutor agregó que también se estableció que las personas que obtuvieron estos certificados falsificados ideológicamente, los presentaban en la municipalidad y obtenían así una licencia de conducir profesional. 
“Además, uno de los encargados y profesor de dicha escuela, impartía cursos con un certificado profesional que entrega Carabineros de Chile, el que también era falsificado. Por lo tanto, se formalizó a estas personas por distintos delitos de la Ley de Tránsito y en contra de los principales responsables se obtuvo la medida cautelar de arresto domiciliario total y para las restantes personas, otras medidas cautelares que contempla la ley”, enfatizó el fiscal Ávila.
Finalmente se indicó que el tribunal dispuso un plazo de investigación de cuatro meses, lo que permitirá reunir antecedentes en torno a este hecho, como documentos incautados tras el allanamiento, entre otros elementos probatorios.