Hospital de Curicó: advierten que sobre 70 funcionarios podrían ser desvinculados

0
617

Escenario preocupante. Los profesionales fueron contratados para brindar respaldo ante la emergencia sanitaria que provocó el Covid-19. 

CURICÓ. Sobre 70 funcionarios del Hospital de Curicó deberían ser desvinculados a fines del presente mes, escenario que preocupa considerando la aún vigente pandemia por el Covid-19. 

Dicha situación fue dada a conocer por el dirigente de la Fenats de Curicó, José Olmedo, quien señaló que se trata de profesionales que, precisamente, arribaron al mencionado recinto asistencial a fin de “brindar un respaldo”, ante la aludida emergencia sanitaria. 

“Toda esa gente se nos va. Estamos hablando de 74 personas que en estos minutos estarían siendo despedidas el 31 de diciembre”, dijo. 

El propio dirigente recalcó el “desgaste” que ha significado para el grueso de los funcionarios del Hospital de Curicó, el tener que enfrentar una pandemia de tales características en un recinto que, recordemos, es de carácter transitorio, que fue habilitado “de emergencia”, y que ofrece un servicio no solo de carácter comunal, tomando en consideración la ausencia de clínicas en la zona. 

La conclusión que se saca es simple: si ya con la actual plana el trabajo ha sido arduo, la ausencia de los citados funcionarios vendría a empeorar las actuales condiciones. “En comparación con otros hospitales, estamos en peor pie”, dijo. 

COMPLEJO ESCENARIO

Largos turnos de trabajo (debiendo en muchas oportunidades “sacrificar” horas de descanso, para cubrir a pares, con el cansancio que eso genera), un alto nivel de estrés, además del “natural miedo” a contraer la citada enfermedad, dan cuenta de aquel escenario. 

“A muchos se les olvida que la gente que trabaja en un hospital son personas, que tienen familiares, hijos, mamá, papá. Nos han echado la culpa de contagios en nuestras casas. A mí personalmente vecinos me tiraron agua con cloro afuera de mi casa en más de alguna oportunidad”, dijo. 

Por desgracia, acotó, otro punto no menor de cara al normal desarrollo de la labor que ejercen los respectivos profesionales, ha sido la “falta de insumos”, que se explica debido a “los problemas de financiamiento” por los que atraviesa el hospital, hecho que fue calificado por Olmedo como “La Guinda de la Torta”. 

“Lo único que estamos pidiendo en estos minutos es que nos den las herramientas para poder terminar nuestro trabajo”, concluyó.