Buscan evitar nuevos brotes de Covid-19 en el sector agrícola

0
468

Reunión. Autoridades se reunieron con equipos Prodesal de las municipalidades para obtener información de medianas y pequeñas empresas que trabajan en el campo.

CURICÓ. Los más de 50 casos reportados a principios de semana en dos fundos que tiene una empresa en Romeral y Curicó encendieron las alarmas. En ese sentido, la seremi de Salud, Marlenne Durán, señaló que una de las medidas fue reunirse con los equipos de los Programas de Desarrollo de Acción Local (Prodesal) de las municipalidades. “Son ellos los que tienen el conocimiento de la cantidad de fundos, cuáles están trabajando y los contactos de ellos. Como seremi de Salud contamos con un catastro, pero solamente de los huertos formales y que son los más grandes que, generalmente, cumplen con la normativa porque tienen los recursos, cuentan con el personal, pero necesitamos llegar a los medianos y a los más pequeños”, aclaró.

La autoridad sanitaria recordó el brote en dos campos de Romeral y Curicó y agregó que “durante el fin de semana se empezó a testear a los fundos que están aledaños y ya tenemos en otro de los fundos seis positivos y faltan algunos resultados. La verdad es que hay personas positivas porque ellas trabajan hasta las tres o cuatro de la tarde y posteriormente quedan libres y realizan actividades recreativas con personas del sector o que están trabajando en otros fundos”.

Durán reconoció que pesquisar nuevos casos se ha visto complicado porque hay empresas que comenzaron a contratar gente que no es del sector, recordando que más de 50 de los últimos contagiados son de la Araucanía. “Traen personas de otras regiones donde la pandemia no está controlada y la circunvalación viral es muy alta y es ahí donde se nos comienza a complicar”, advirtió. La autoridad dijo que hay que exagerar con las medidas preventivas e ir a un centro asistencial ante cualquier síntoma como fiebre o dolor de cabeza, situación que no se ha respetado y que se detectó en Romeral.

La seremi de Salud precisó que si las cifras siguen al alza, perfectamente comunas de la provincia podrían retroceder en el Plan Paso a Paso. “Curicó ha duplicado el número de casos durante los últimos cinco días y eso es preocupante”, indicó.

CIERRE DE EMPRESAS

El seremi de Agricultura, Luis Verdejo, aseguró que la situación es complicada, puesto que recién está comenzando la época de cosecha. “Por eso un llamado a la conciencia y el autocuidado a las personas que están trabajando en el campo. Por eso el ministerio de Agricultura definió momentos que estamos difundiendo. “Cuando están trabajando en todo momento tienen que estar con la mascarilla, cuando van al almorzar y se relajan hay mayor probabilidad de contagio, por eso tiene que ser en sitios aireados y con distanciamiento social. Por último, cuando la gente llega a sus casas tiene que higienizar el calzado, lavarse las manos y ojalá bañarse porque no queremos que contaminen a sus familias”, indicó.

La autoridad admitió que no “queremos que la pandemia siga avanzando, no queremos retroceder de fase. La agricultura está hecha como una actividad esencial, es la que apoya al empleo y por eso el llamado a cuidarnos”. 

Sobre la posibilidad de cerrar algunas agrícolas por el Covid, Verdejo dijo que las empresas deben tener un plan de contingencia. “Queremos que no se cierren las plantas frutícolas, queremos que la agricultura siga avanzando. Si sabemos que tenemos riesgo de contagios, el llamado es a tener un Plan B por si se nos enferma todo el personal”, recomendó.

TESTEOS 

MASIVOS

En tanto, el gobernador provincial, Roberto González, sostuvo que una de las tareas primordiales es detectar casos positivos lo antes posible. “Agradecer el trabajo que están haciendo los municipios en cuanto a la búsqueda y testeos masivos para poder detectar a los casos positivos en la provincia, particularmente en algo que se ha detectado este año que son los colectivos de trabajadores que vienen desde otras regiones a prestar apoyo en esta temporada de fruta y cosecha”, dijo. La autoridad afirmó que también es importante fiscalizar las condiciones laborales en que la gente está prestando servicios a las empresas agrícolas. “Se habló de hacinamiento, de malas condiciones al momento de dormir, de comer o tener baños al interior de estos llamados colectivos. Algo que se detectó y recordemos que los focos que se produjeron tanto en Curicó como Romeral corresponden y dicen relación con este tipo de forma de trabajar con  personas que vienen desde otras regiones”, apuntó.