“Las personas siguen teniendo poca adherencia a las medidas de prevención”

0
337

Experta. La directora del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca, Érika Retamal, señaló que debe existir claridad sobre la diferencia de riesgos que se presentan en espacios abiertos, en comparación con lugares como centros comerciales.

TALCA. La directora del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca, Érika Retamal, manifestó que, pese a las medidas de apertura en algunas comunas del país, liberación de permisos para viajes interprovinciales y funcionamiento de centros comerciales y restaurantes, es fundamental en la etapa actual de la pandemia recordar que ésta no ha finalizado y que evitar el incremento de casos y un nuevo rebrote, depende de cómo las personas se comprometan en cumplir las medidas preventivas. 

“Existen dudas respecto de los mecanismos de contagio de las personas. Hay una idea de que es peligroso estar al aire libre, pero que ir a un supermercado no lo es. Los conceptos y mecanismos de prevención de cómo se contagia el virus, deberían estar claros para toda la comunidad y todavía el mensaje es confuso. Por tanto, las personas siguen teniendo poca adherencia a las medidas de prevención que deberíamos ya tenerlas incorporadas”, sentenció.

La académica sostuvo que, independiente de las medidas tomadas por la autoridad sanitaria, también influye el cómo hacemos que las personas hagan suyo este mensaje y sigan esta recomendación. Asimismo, recalcó en la necesidad de un correcto seguimiento de los casos. “No podemos no saber cómo la gente se contagia. Tiene que haber un sistema de trazabilidad, de tal manera que, en todo momento, una vez que exista un caso, aislemos inmediatamente a esa persona y pongamos en cuarentena a sus contactos estrechos. Eso es fundamental para el manejo de la pandemia y no esperar el aumento sustancial de casos”, comentó.

PERSONAL SANITARIO

Un aspecto relevante -dijo- es poner énfasis en el descanso del personal sanitario, el que durante los últimos meses ha estado sometido a un gran volumen de trabajo, lo que podría ser complejo ante un eventual aumento de los casos de Coronavirus. “En estos momentos ya hay una sobrecarga y no se han podido recuperar durante todos estos meses. Deberíamos estar ya pensando en darles la oportunidad a los y las profesionales de salud, que tengan un descanso antes de que nos encuentre esta posible nueva ola, porque si no tendremos nuevamente a un personal sanitario agotado”, dijo la experta.

Consultada respecto de la apertura controlada de la frontera, la académica de la Universidad de Talca manifestó que, si bien la medida conlleva el monitoreo de los turistas que ingresan al país, junto al cumplimiento de una serie de requisitos, como la toma previa del examen de PCR, es prioritario “contar con una mayor cantidad de personal que realice este monitoreo”.