Hospital deberá cancelar millonaria indemnización

0
657
El abogado Víctor Hugo Ramírez acotó que si bien la indemnización “no repara en absoluto” el dolor que generó la pérdida de la hija de su representada, en cierta medida con dicho fallo, “se hace justicia”.

50 millones de pesos por “negligencia médica”. Justicia concluyó que el demandado, en este caso el Hospital de Curicó, no fue “acucioso” en el diagnóstico entregado a paciente: una joven de 29 años, quien al momento de fallecer detentaba un embarazo de seis meses.

CURICÓ. Una millonaria indemnización deberá cancelar el Hospital de Curicó, esto luego que la Corte Suprema desestimara el recurso que dicho recinto asistencial había presentado respecto a una causa por negligencia médica. Se trata de un hecho que se remonta al mes de abril del 2009, cuando la joven de 29 años, Lilia Becerra (“Lily” como era conocida dentro de su núcleo más cercano) acudió al Hospital de Curicó afectada por un cuadro respiratorio. Lo que la justicia concluyó fue que el demandado, en este caso el aludido recinto asistencial, no fue “acucioso” en el diagnóstico entregado a la paciente, quien en esos momentos detentaba un embarazo de seis meses. La “tardanza” en el diagnóstico generó que la joven “se agravara”, falleciendo la jornada del 28 de abril del 2009. Según lo dado a conocer por el abogado demandante, Víctor Hugo Ramírez, el área jurídica del hospital recurrió tanto a la Corte de Apelaciones de Talca, como después al máximo tribunal de nuestro país, la Corte Suprema, recursos que, en definitiva, fueron desestimados. Por lo mismo, el demandado deberá cancelar la suma de 50 millones de pesos, por concepto de indemnización, monto que arribará a manos de la madre de la víctima, Sonia Pizarro, quien entabló la correspondiente demanda por negligencia médica en el Segundo Juzgado de Letras de Curicó. Por aquellos años, el director de aquel establecimiento de salud era el doctor, Carlos Rojas Urquiza. 

“NO REPARA EL DOLOR”
El propio abogado Víctor Hugo Ramírez acotó que si bien la indemnización “no repara en absoluto” el dolor que generó la pérdida de la hija de su representada, en cierta medida con dicho fallo, que se hizo público el pasado lunes 30 de noviembre, “se hace justicia”. Cabe recordar que Sonia Pizarro, la madre de la víctima, fue una de las integrantes del primer directorio que tuvo la ahora fundación “Justicia Por Amor”, entidad que desde el 2001 ha brindado apoyo y asesoría a víctimas de negligencia médica, principalmente oriundas de la provincia de Curicó.