Temporada de incendios forestales

0
305

Cuando aún faltan 25 días para el inicio del verano 2020, nuestra Región del Maule ya ha presentado por lo menos tres incendios forestales de diferente magnitud, siendo el área más afectada la que comprende los sectores de Los Quillayes y Rincón de Mellado, en la comuna de Sagrada Familia.

En horas de la mañana del sábado, el propio ministro de Agricultura, Antonio Walker, llegó hasta la región para monitorear desde el aire la situación del área dañada, cercana a las 500 hectáreas.

El secretario de Estado señaló que la Región del Maule tiene un 150 por ciento de superficie afectada mayor al año anterior, por lo que reforzó el llamado a la prevención.

“Vamos a tener una temporada durísima; el pronóstico del clima son temperaturas muy altas, baja humedad relativa y alta velocidad del viento. Estamos en una región donde el bosque esclerófilo está muy estresado y por eso la prevención es clave; cada maulino tiene que transformarse en un prevencionista más y llamarnos al teléfono 130 de Conaf cuando vea una fumarola de humo o cuando sean testigos de alguien que quiera causar un incendio intencionalmente”, aseveró el ministro Walker.  

Por su parte, el seremi de Agricultura, Luis Verdejo fue más allá y aseguró que: “el ambiente climático que se vive en el Maule es muy parecido al año 2017. Hay altas temperaturas, fuertes vientos, baja humedad y una mayor cantidad de masa seca, por eso el llamado a la gente es a prevenir”.

En la misma línea, el gobernador provincial Roberto González señaló que en la Región del Maule se registran hasta el momento 138 incendios, es decir un 9 por ciento más de lo que se registraba en esta misma fecha en la temporada anterior. 

Cabe recordar lo expresado por el director de Croma, Juan José Ugarte, en el verano pasado, cuando dijo que “el 99,7 por ciento de los incendios en Chile son por causas humanas. Pueden tener dos orígenes: negligencia o intencionalidad, pero claramente casi el 100 por ciento en Chile son por causas humanas. Aunque existan 42 grados de temperatura ningún árbol se inflama; tiene que haber un agente externo que los inflame. En Australia, por ejemplo, hay tormentas eléctricas, caída de rayos en el suelo, etc., pero en Chile no se dan esas condiciones”.