San Javier: una celebración “virtual”

0
152
Editorial

Como le ha pasado (y les pasará) a todas las ciudades de nuestro país y seguramente del mundo entero, la comuna de San Javier de Loncomilla, en nuestra Región del Maule, no pudo “festejar” el centésimo sexagésimo octavo aniversario de su fundación, que se cumplió este recién pasado miércoles 18 de noviembre.
Todo se remitió a un acto muy sobrio y austero debido a la situación de pandemia por el Coronavirus y que hace algunas semanas tuvo al pueblo sanjavierino completo, sometido a cuarentena, pero, por lo visto, la mayor parte de los habitantes se han portado razonablemente bien y ahora -desde mañana lunes 23, a las 5:00 horas- la comuna avanzará a fase de “Preparación” del plan “Paso a Paso”.
El alcalde Jorge Ignacio Silva ha sido bien severo, al insistir en el autocuidado permanente que debe observar la población y hace poco manifestó: “La gente no debe tomar esto como una fiesta, ni para hacer lo que queramos; tenemos que seguir resguardándonos, la mascarilla es de uso obligatorio, al igual que el lavado de manos y el distanciamiento físico. Por eso seguimos insistiendo que las familias estén en sus casas y, salgan solo si es necesario hacerlo. Esta pandemia aún no ha pasado; este virus está presente, así lo ha dicho la autoridad sanitaria a nivel nacional y esperamos un verano en que ojalá no tengamos rebrotes…Invito a mis vecinos a tener responsabilidad para no tener que retroceder nuevamente a estar confinados durante los fines de semana”.
Y, a propósito de algunas declaraciones formuladas recientemente por el ministro de Educación que sugieren la posibilidad del retorno de los alumnos (as) a clases presenciales en el mes de marzo del próximo año, el jefe comunal fue enfático al decir…: “Si no están dadas las condiciones sanitarias en resguardo de los alumnos y alumnas, no estamos dispuestos al regreso. Nosotros no sabemos cómo se va a comportar la pandemia durante el verano. Yo creo que hay que ser cautos y tener mucho cuidado con esto. Si no tenemos las condiciones económicas, si no tenemos las condiciones sanitarias y que nos den seguridad que los niños y niñas no van a ser contagiados, podríamos estar viviendo una situación muy compleja en ese eventual escenario”.