Problemas domésticos en la “Patria chica”

0
136
Editorial

A lo largo de la historia muchísimos escritores, poetas y demás intelectuales, han acuñado la expresión “Patria chica” en sus obras, para referirse al lugar, pueblo, ciudad, provincia o región en que se ha nacido o se ha vivido por largo tiempo, en contraposición a la Patria (o Patria grande), asociada al concepto de “nación”.
Particularmente en ciudades pequeñas, los habitantes (y de modo especial, los adultos mayores) conocen de memoria los nombres de todas las calles y avenidas; los barrios y poblaciones; los principales negocios; los servicios públicos y, en general, los paseos y lugares donde converge la mayor cantidad de vecinos y grupos familiares.
Y de la misma manera, la mayor parte de la gente sabe detectar las necesidades y problemas que su ciudad puede presentar y que no siempre son atendidos por las autoridades municipales con la debida presteza y oportunidad que cada caso amerita.
Se supone que las unidades y juntas vecinales son las indicadas en avisar o reclamar por las irregularidades que presentan sus respectivos sectores, pero resulta que, como en el área céntrica casi no hay “casas” y es todo comercio, surge la sensación de “tierra de todos y de nadie en particular”.
En Curicó, vayan unos pocos y simples ejemplos: por años, un tramo de la calzada en calle Peña, entre Merced y Estado presenta un “resalto” de varios centímetros en el pavimento y no hace mucho un vecino que viajaba en su bicicleta perdió el equilibrio por ese desnivel, cayendo violentamente y estuvo a punto de ser arrollado por un vehículo que venía detrás.
Ese problema podría solucionarse en corto tiempo y con escasa inversión.
En avenida Camilo Henríquez, pasado calle Peña, pocos metros hacia el oriente, la calzada presenta (también desde hace años) una serie de elevaciones de brea y cemento en la pista del costado sur, por un trabajo anterior y evidentemente muy mal hecho. 
Por último, este año hubo sectores periféricos en que muchos árboles no fueron podados y con vientos fuertes las ramas generan cortes en el suministro eléctrico.
Hay muchos otros problemas domésticos que deberían ser abordados y solucionados… La “Patria chica” lo merece.