Club Deportivo Carlos Condell de Curicó celebra un siglo de existencia

0
480
Este es uno de los equipos que representó exitosamente al Club Deportivo Carlos Condell de Curicó.

Emblemático. Nacido en los faldeos del cerro Condell, se transformó en una de las organizaciones más populares de Curicó.

CURICÓ. A través de una ceremonia virtual y con el recuerdo de las grandes jornadas vividas el Club Deportivo Carlos Condell, conocido en el ámbito futbolista como los “patipelados”, este 19 de noviembre la institución celebra 100 años de existencia, institución que fue durante muchos años uno de los más grandes animadores de los torneos locales.

Luis Figueroa, comunicador social, hijo de Omar Figueroa, uno de los grandes jugadores que ha tenido Curicó, señala que el club nació un 19 de noviembre de 1920, cuando un grupo de entusiastas deportistas de los faldeos del cerro Condell, decidieron formar una institución que representara el sector donde vivían, ya que la mayoría de ellos pertenecían al decano del fútbol curicano, Luis Cruz Martínez.

La historia del club recuerda hoy a don Rosario Rojas Castro, tío del conocido comunicador social Juan Osvaldo Farías Rojas, como su primer presidente, acompañado de secretario Gabriel Berríos, y el director Abraham Díaz, quienes se dieron la tarea de encaminar los primeros pasos de la naciente organización deportiva.

MUCHOS DESTACADOS

En la memoria de la institución quedaron grabados los nombres de connotados deportistas curicanos que defendieron la blanca camiseta del club como el famoso arquero Ítalo Deporti, los defensas Alfredo Marín, “Sapito” Caicedo y Luis Caicedo, “Ñoño” Correa, Omar y Ernesto Figueroa,  “Pepe” Cañas, Gumercindo Márquez, José y Damián Boada, los hermanos Delgado, “Ñato” Negrete; a los que se agregan Fernando Gómez, Guillermo Soto, hermanos Rosales, Eduardo Cruz, Julio Cofré, Luis Herrera, Óscar Leyton, Rafael González, Juan Núñez, Héctor Quinchel, Enrique Barahona  y Francisco Quinteros.

Entre otros jugadores, dirigentes y valiosos colaboradores figuran  Enrique Benavente, Víctor Aravena, Jaime López, Mario Fuenzalida Mandriaza, César Durán, Julio Leyton, Óscar Contardo, Carlos López, Patricio Alburquenque, Plágido y “Chalito”  Pavez, “Maravilla” Martínez, Jorge Galdámez, Hernán Soto, Pedro Concha,   Jorge Olmedo, “Tito” Figueroa, Clodomiro Véliz, Hernán Cornejo, Lelo Véliz, Juan Llantén, los hermanos Hernán, Sergio y René Muñoz; Juan Bahamondes, Juan Cuevas, Carlos Martínez, a quienes agregamos al entusiasta utilero de toda una vida, Hernán “Pollito” Bravo.

EL CLUB DE HOY

Su actual presidente es Guillermo Reyes, quien tiene como gran objetivo volver a revivir la participación deportiva de la institución, una misión difícil pero no imposible, dadas las circunstancias que vive actualmente el fútbol curicano con la escasez de dirigentes. 

La institución posee una confortable sede social, levantada con el esfuerzo de socios y jugadores, donde funciona actualmente una rama de tenis de mesa y donde se desarrollan actividades sociales y recreativas que sirven para mantener las tradiciones y la unidad de este antiguo sector vecinal, ubicado al frente del estadio La Granja. 

Entre los comentarios anecdóticos que los integrantes del Club Carlos Condell siempre sacaban a relucir es cuando decían: “Somos el único club que tiene sede propia, un cerro, una gran avenida y un cementerio”.

Uno de sus jugadores cumbres fue Omar Figueroa, quien destacó a nivel nacional cuando en el año 1951 recibiera en el Estadio Nacional el Cóndor de Chile, como el mejor jugador amateur del país y al deportista más disciplinado. 

Muchos jugadores del Carlos Condell formaron parte de exitosas selecciones de fútbol de Curicó, como también algunos llegaron al profesionalismo como el caso de Francisco Quinteros, según destacan sus actuales dirigentes.