“La Región del Maule no ha logrado plantearse un horizonte ambicioso que lo lleve a obtener el máximo de sus recursos”

0
2034

Precandidato a gobernador regional, César Muñoz. “Siento que hay mucho trabajo, mucho proyecto, pero no urdimos lo suficiente, no capitalizamos”, sentenció.

TALCA. El precandidato a gobernador regional de ChileVamos, César Muñoz, explicó los principales lineamientos que sustentan sus intenciones de llegar a ocupar este nuevo cargo que será definido, primero, en elecciones primarias -en este caso- del oficialismo, y en abril, en los comicios oficiales.

¿Qué le motiva a ser gobernador? 
“Creo que el mismo espíritu que me motivó a entrar al servicio público hace ya varios años y que me ha llevado a asumir diversos desafíos, ya en cargos de elección popular, como en otros de designación por exclusiva confianza. Esa motivación, que no ha envejecido y la convicción de que puedo aportar a mejorar la vida de los maulinos y colaborar en el despegue definitivo de nuestra región, son las dos grandes motivaciones que me guían y guiarán en mi labor como gobernador”.

¿Qué déficits y potencialidades observa en la región? 
“El Maule no ha logrado plantearse un horizonte ambicioso y que lleve a obtener el máximo de nuestros recursos. Tengo siempre la impresión de que estamos permanentemente a punto de dar ese “paso definitivo” que haga sinergia en las iniciativas locales. Creo que falta fortalecer la gestión asociativa, en términos de las unidades administrativas y de Gobierno Regional. Siento que hay mucho trabajo, mucho proyecto, pero no urdimos lo suficiente, no capitalizamos. Debemos lograr un esfuerzo más orgánico y desarrollar nuestras ventajas comparativas. Pero, ello tiene que darse necesariamente, contando con una gestión regional (palabra que recalca), con suficiente fuerza e independencia. No se puede soslayar que, mucho del desarrollo del Maule y de las regiones, se malogra por el excesivo centralismo. Le dejo esta frase que no es mía, pero que resume muy bien el cómo se ha dado ‘la regionalización’: ‘Dios está en todas partes, pero su oficina está en Santiago’. En cuanto a nuestras potencialidades, son tantas que cuesta un poco decidir por dónde empezar. Hay una evidente fortaleza en el área privada y el trabajo silvoagropecuario; tenemos entidades de educación superior extraordinarias y con centros de estudio e investigación pioneros, otras que avanzan y crecen ofreciendo capacitación de primer nivel. Tenemos un amplio campo para la innovación y el desarrollo de productos y servicios y la asociatividad”. 

¿Qué cosas impulsaría usted desde el cargo de gobernador? 
“En relación justamente con la respuesta anterior, me propongo articular, junto a los demás miembros del Gobierno Regional y el Consejo Regional, esa tríada que forman los centros de investigación, las entidades de Gobierno Regional y los sectores productivos de todo nivel. ¿Cómo abordamos el desempleo? ¿Cómo avanzamos en oportunidades para la gente de las zonas más alejadas del centro de Maule? Solo la sinergia de las iniciativas público-privadas y una adecuada gestión y destinación de los dineros del presupuesto, pueden ayudarnos a resolver esos desafíos. Necesitamos coordinación y colaboración; debemos lograr “atraer inversión”, debemos potenciar nuestro comercio, crear músculos en el Paso Pehuenche, en Paso Vergara, apostar por destrabar definitivamente el comercio con Argentina, ¿Será suficiente? ¿Será mucho? Estudiemos, proyectemos de verdad y avancemos. Cualquier paso en esa dirección es un avance en la dirección correcta”.

¿Cómo se compatibiliza en rol de gobernador regional, el CORE y la nueva figura del intendente. De qué manera se puede llegar a acuerdos? 
“Los acuerdos se lograrán, fundamentalmente, porque existe una adecuada definición de las atribuciones y deberes de cada organismo. Mire, ahí está de nuevo la idea: orgánico, organismo. Una agrupación de órganos o sistemas que, en armonía, propenden al desarrollo y adaptación exitosa del gran cuerpo del que forman parte. Esa compatibilidad se da a partir de dos grandes conceptos, la falta de egoísmo personal y político partidista y la voluntad de que la vida de los Sánchez de Cauquenes, los Yáñez de Teno, los Vidal de Iloca, los Vásquez de San Clemente, sea mejor y más plena. Una tercera cosa imprescindible para que cada una de esas autoridades trabaje de manera unitaria es su maulinidad, ¿No existe la palabra? Bueno ahora existe, la hemos creado. Sus niveles de maulinidad deben ser, ojalá superiores al 100%. Porque los míos están por allá tan arriba”.