Cesfam de Molina: Tras denuncia de alcaldesa reingresa decreto a Contraloría para toma de razón

0
384
De resolverse esta polémica, una vez que la empresa reciba el terreno, habrá un plazo de 390 días corridos para terminar la obra

Acción. Tras la acusación de la alcaldesa Priscilla Castillo por presunta intencionalidad del Servicio de Salud del Maule (SSM) en el retraso de las obras, la entidad ingresó el pasado martes 3 el documento para revisión del ente contralor.

MOLINA. En el marco de la polémica por presunta intencionalidad en el retraso de la construcción del Cesfam de Molina, durante la presente semana ingresó a Contraloría el decreto que puede autorizar el inicio de obras del esperado recinto de salud.
Tras las acusaciones públicas de la alcaldesa Priscilla Castillo acerca de una eventual motivación política en la demora de las gestiones, durante la jornada del martes 3 de noviembre el Servicio de Salud del Maule (SSM) ingresó el documento al ente contralor, encontrándose actualmente a la espera de su revisión para la toma de razón junto a toda la documentación que acompaña a esta iniciativa municipal.

GRAVE ERROR
En concreto, la polémica se originó cuando el Servicio de Salud emitió un decreto exento en lugar de uno con toma de razón; lo que implicó el cuestionamiento de Contraloría y los consiguientes contratiempos. Cabe destacar que el proceso de licitación pública ya se había efectuado, sin embargo, tras reclamación de uno de los oferentes, ésta debió darse por cerrada mientras se resuelve dicha situación (originalmente, Constructora Casaa se había adjudicado el proyecto por cerca de 4.500 millones de pesos). 

RESPUESTA DEL SERVICIO DE SALUD
Por su parte, el director del SSM, Luis Jaime, respondió afirmando que “no está paralizado el proyecto” y que “en ningún caso hay una intencionalidad política; nosotros somos técnicos, no políticos”. No obstante lo anterior, el médico reconoció que “una de las empresas oferentes presentó una demanda a través del Tribunal de Contratación Pública en agosto, cuestionando la evaluación técnica de los profesionales de la empresa adjudicada. Eso, más las observaciones menores de Contraloría hace que el proyecto tenga un retraso aproximado de 45 días”, añadiendo que “estamos ahora a la espera de la toma de razón del contrato por parte de Contraloría con la finalidad única de comenzar a ejecutar el proyecto. Los dineros están disponibles y para este año tenemos alrededor de 1.600 millones de pesos”.

PRONTAS ELECCIONES

Durante la semana, la alcaldesa Priscilla Castillo declaró que “lo que siento es que se hace a propósito porque se vienen las elecciones y no quieren empezar el Cesfam, perjudicando a toda la comunidad de Molina que por muchos años ha esperado para mejorar la infraestructura de salud”. Además, hicieron eco los dichos del anterior intendente del Maule, Pablo Milad, quien en abril de 2019 afirmaba públicamente que “esto va a Contraloría, toma razón Contraloría, nosotros le ponemos urgencia porque es un proyecto que tenemos que sacar; va a licitación y yo creo que en noviembre ya comenzaríamos acá las obras”. Lo cierto es que, de resolverse esta polémica, una vez que la empresa reciba el terreno ubicado en la Villa Región del Maule, habrá un plazo de 390 días corridos para terminar la esperada obra que apunta a cambiar la vida y la salud de los molinenses.