Volvieron las cicletadas

0
453
Editorial

Tras meses de no poder realizar las tradicionales cicletadas del primer martes de cada mes, los entusiastas de las bicicletas una vez más se reunieron en las plazas de Curicó y Molina para realizar su ruta. 

Desde ya hace varios años, era tradicional ver a un numeroso grupo de ciclistas reunirse cerca de las 7 de la tarde el primer martes de cada mes en la Plaza de Armas de Curicó, desde donde iniciaban una ruta pedalera por las calles céntricas de la ciudad; actividad organizada por la Asociación de Ciclistas Urbanos de Curicó. 

Lo mismo comenzó a pasar poco después en la comuna de Molina, donde también se reunían en la plaza para comenzar un trayecto previamente comunicado.

Pero este tipo de actividades se vieron truncadas por la pandemia durante varios meses. Sin embargo, y de forma virtual y con algunas reuniones, los aficionados al ciclismo siguieron trabajando.

Porque estas actividades no se limitan simplemente a reunirse una vez al mes para recorrer las calles de Curicó o Molina, porque el contrario solo son la parte pública del trabajo que las organizaciones ligadas al ciclismo urbano realizan. 

Por ejemplo, en Molina, la gran consigna de esta primera cicletada en modo pandemia (con todos los participantes usando sus respectivas mascarillas), fue pedir a las autoridades la implementación de ciclovías en la ciudad, como una manera de demarcar las calles y así brindar un espacio exclusivo para ellos, donde se puedan sentir más seguros.

En tanto en Curicó, uno de los integrantes de la Asociación, manifestó que esta cicletada pretende recordarles a los automovilistas que los ciclistas están ahí, usan las calles y hay que respetarlos.

Pero, además, la Asociación de Ciclistas Urbanos de Curicó ha seguido trabajando durante todos estos meses con reuniones tanto con el municipio local como con el Serviu, para plantear sus preocupaciones en cuanto a la infraestructura vial y lo que actualmente se construye en la ciudad, entregando sus reparos ante los espacios reservados para que circulen las bicicletas.

Como vemos, estas cicletadas tienen un trasfondo mucho más amplio sobre el trabajo que se realiza para que existan una verdadera buena convivencia vial.