Una “encuesta” necesaria pero difícil

0
510
Editorial

¿Cuántos chilenos tendrán claro lo de la fórmula que habrá de utilizarse para elegir a los “constituyentes”; es decir a las personas que estarán a cargo de redactar la nueva Constitución Política del Estado?

Una buena y fácil pregunta pero que, seguramente, es muy difícil de responder o precisar y solo se podría tener una aproximación, mediante una encuesta que también sería un trabajo arduo y con muchos bemoles.

Y es que hay una gran mayoría de compatriotas -gente sencilla y “de a pie”- a los que ya no les agrada ni les simpatiza el tema de la “cosa política”… precisamente por culpa de muchos “políticos” que durante buena parte de la historia republicana de Chile han tenido un comportamiento corrupto.

Una de las palabras que más se está escuchando o leyendo por estos días, en las redes sociales y relacionada con el proceso constituyente y las comisiones a cargo de redactar la nueva Carta Magna, es “independiente” y ello se ha prestado para discusiones y polémicas muy acaloradas.

Recientemente, por ejemplo, el diputado de Convergencia Social, Gabriel Boric planteó que “No hay una virtud en sí misma en ser independiente”. “Por supuesto que el proceso constituyente debe incluir a independientes, pero deben ser personas cuyas ideas sean verificables y coherentes”, acotó. 

Para una sustancial mayoría, la Convención Constitucional tendría que estar compuesta por gente que sea representativa de sus territorios, que tenga un trabajo social que sea público; que tenga ideas que sean conocidas por la ciudadanía.

La “prueba de la blancura” es un tema que se discute por estos días, pasado el aplastante triunfo del Apruebo y de cara a las candidaturas que ya empiezan a asomar para integrar el órgano constituyente. 

Hay un detalle estadístico actualizado, respecto del cual no todos los chilenos están informados: En Chile actualmente hay 25 partidos políticos legalmente constituidos y 14 en formación o en trámite. Los militantes o afiliados a nivel nacional, en total, suman apenas 890 mil personas y los ciudadanos que pueden votar son más de 14 millones.