“Esta avenida se ha convertido en autopista”

0
532
Vecinos denuncian que los vehículos exceden por mucho los límites de velocidad.

Circunvalación Norte. Vecinos piden más control en el sector y presencia de las fuerzas de seguridad para que fiscalicen a conductores y motociclistas. 

CURICÓ. Una serie de situaciones molestas plantearon a diario La Prensa algunos vecinos del sector El Boldo, particularmente para quienes viven en avenida Circunvalación Norte, entre avenida Rauquén y avenida León Juan Luis Diez (conocida como camino El Boldo).

Lo vecinos aseguraron que ya hace meses esta vía se ha convertido en una verdadera autopista, con conductores que no respetan los límites de velocidad.

“Aquí el problema es a toda hora”, dijo Carmen, una de las vecinas afectadas. “Todos los vehículos que pasan por aquí pasan a toda velocidad, y esta avenida se ha convertido en una verdadera autopista. Y es a toda hora, porque ni el toque de queda respetan”, agregó.

En ese sentido, agregaron que el problema se acrecentó cuando se cerró avenida Alessandri para que los vehículos pudieran salir de la ciudad, lo que hizo que mucha locomoción colectiva y camiones ahora tuvieran que hacer su ruta por Circunvalación Norte.

“Acá es todo el día, es impresionante. Pasan camiones tolva a toda velocidad, ya hemos tenido accidentes y parece que quieren que haya una persona muerta o atropellada para hacer algo. Nuestra calidad de vida es terrible, porque tenemos que soportar además esas motos ruidosas que pasan a cualquier hora del día o la noche, porque no creo que los que andan a esa velocidad en sus motos anden con permiso durante el toque de queda. Falta control de los militares y Carabineros, porque ya no se ven hace tiempo. Aquí la gente está haciendo lo que quiere y a la hora que quiere”, dijo Rosa, otra de las vecinas aquejadas por este tipo de situaciones. 

Para constatar el flujo de vehículos que circula por esta arteria, llegamos al lugar, donde el exceso de velocidad es evidente por parte de quienes transitan por el sector, conducta que se repite en conductores de la locomoción colectiva y vehículos pesados que ahora circulan por Circunvalación Norte ante la imposibilidad de salir de Curicó por avenida Alessandri. 

PLAZA

Otro de los problemas planteados por los vecinos del sector es lo que ocurre en la plazoleta ubicada entre los pasajes El Estribo y El Cerco, un espacio que se ha convertido en una preocupación para la comunidad, pues no cuenta con ningún tipo de iluminación.

“Eso es una boca de lobo en la noche, no tiene nada de iluminación y es preocupante porque el espacio se puede prestar para cualquier cosa. Además la cancha que está ahí, está abandonada ahora por la pandemia, pero antes tampoco se preocupaban mucho de ella”, dice Rosa, quien vive en el sector hace unos 20 años.