Una “votación” diferente

0
267

¡Y llegó el gran día…!
En efecto: una gran mayoría de las y los ciudadanos chilenos mayores de 18 años deberían participar hoy domingo 25 de octubre en el Plebiscito Nacional 2020, el famoso referéndum que originalmente estaba convocado para el 26 de abril de este año (pero que debió ser postergado debido a la pandemia mundial del Coronavirus), con el propósito de determinar si la ciudadanía está de acuerdo con iniciar un proceso constituyente para redactar una nueva Constitución, y determinar el mecanismo para dicho proceso. 
Cabe recordar que esto fue propuesto por un acuerdo entre la mayoría de los partidos políticos chilenos y anunciado el 15 de noviembre de 2019, tras un mes de protestas en todo el país y que alcanzaron un grave desborde, especialmente en la Región Metropolitana donde vive casi una cuarta parte de toda la población nacional.
En todo el mundo una Constitución Política tiene la mayor importancia ya que constituye la norma fundamental, establecida para regir jurídicamente a un país, la cual fija los límites y define las relaciones entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. 
En la historia de Chile han existido diez textos constitucionales (1811, 1812, 1814, 1818, 1822, 1823, 1828, 1833, 1925 y 1980) así como un proyecto de Constitución Federal en 1826, que no llegó a buen puerto.
El de hoy será el primer Plebiscito Nacional chileno desde 1989, cuando se realizó un referéndum en el cual se aprobaron reformas a la Constitución Política de la República, promulgada en 1980, durante la dictadura militar, y por tanto, será el primero -y hasta el momento, el único- celebrado durante los gobiernos democráticos que siguieron al régimen autoritario y durante el siglo XXI.
Una Constitución Política tiene tanta importancia, que el pueblo-balneario de nuestra Región del Maule, que naciera con el nombre de Nueva Bilbao en el año 1794, fue rebautizado con el nombre de Constitución, para homenajear y dejar un imperecedero recuerdo de la “Constitución” promulgada en el 1828.
La de este domingo será pues, una “votación” diferente, por más de una razón: no se eligen  personas sino que se marcan opciones que, por su relevancia, tienen matices históricos y, por otra parte, habrá un estricto control sanitario debido a la pandemia del Covid-19.