Himno Oficial de Curicó

0
533
Editorial

Independiente de las “imposiciones” que en su momento se puedan ejercer, la cultura popular posee una fuerza que tarde o temprano termina por instalarse. La historia se ha encargado de recalcar aquel punto, sumando cientos de ejemplos. Uno de ellos corresponde al ahora Himno Oficial de Curicó, conocido gracias a la interpretación del profesor, cantautor y poeta, Adrián “Chirigua” González. Él fue el responsable de sacarla “de los anales del olvido”, hasta hacerla llevar a la posición que ahora detenta. Tras haberla registrado en 1994 en un trabajo bautizado como “A mi Tierra”, dicha melodía ha acompañado a los curicanos, quienes se han sentido identificados con cada una de las estrofas y el coro que la componen. Se trata de una grabación que surgió como una especie de “respuesta” a lo que fue el himno ligado a las celebraciones de los 250 años de Curicó.  El paso del tiempo le dio la razón a González (también en su momento reconocido como Patrimonio Vivo de la ciudad), puesto que a la fecha son pocos los que recuerdan aquel tema, y por el contrario, no hay presentación en la que, literalmente, no le “exijan” interpretar esa obra. Lo que muchos quizás no sabían es que su verdadera autoría corresponde a Lalo Silva (empresario gastronómico) y Medardo Bedós (empresario y locutor de radio), ambos ya fallecidos. 

Durante el presente mes, en el marco del aniversario número 277 de la ciudad de Curicó, a través de un decreto el concejo municipal determinó declarar como Himno de Curicó a dicha pieza musical, reconociendo de tal modo el estatus que adquirió con el paso de los años, de manera natural.

Ahora dicha composición seguirá abriéndose paso entre las nuevas generaciones, puesto que la idea es que se enseñe en los establecimientos educacionales, a fin de que sea entonada “fuerte y claro” en ocasiones tan especiales, como el propio aniversario de la fundación de la ciudad.