Damas del pilar cumplen 80 años de servicio en Curicó

0
1122

En una de las primeras reuniones del año, las Damas del Pilar ya estaban trabajando para celebrar con diversas actividades los 80 años desde la fundación de esta institución de beneficencia en Curicó.

Sin embargo, la pandemia hizo que se diera pie atrás a todo el programa de celebraciones.

Fue un 17 de abril de 1940 cuando un grupo de mujeres españolas se reunió por primera vez, de manera formal, para constituirse como Sociedad Damas del Pilar. Durante los primeros tiempos las reuniones se realizaban en sus mismas casas o en dependencias del Santuario del Carmen. Con los años, se trasladaron al Centro Español y posteriormente al Estadio Español de Curicó. 

Las reuniones, durante los primeros años, se celebraban el primer día de cada mes y hasta antes de la llegada de la pandemia del Coronavirus se realizaban el primer jueves de cada mes.

MENSAJE DE LA PRESIDENTA

En este año tan diferente, la presidenta de la Sociedad Damas del Pilar quiso enviar un mensaje y, a la vez, reconocer el trabajo de una de las “pilaricas”.

En nombre de las Damas del Pilar de Curicó, me gustaría en pocas palabras reflexionar, bajo las circunstancia que hoy nos toca vivir, que nos evoca la esencia y maravillosa labor que realizaron con mucha dedicación en tiempos similares, un grupo de mujeres inmigrantes españolas, fraternas, sencillas, valientes, abnegadas, quienes hace 80 años, se unieron a fin de poner sus  dones al servicio de sus compatriotas y de tantas personas que necesitaban de su presencia, legado que hasta hoy nos motiva.

Tengo la certeza que la Virgen del Pilar, fue junto a ellas, la fundadora de nuestra institución y que jamás, quienes la integramos en diferentes épocas, hemos cerrado los ojos al servicio y necesidades dentro y fuera de la Colectividad Española. 

Hoy estamos de pie ante las contrariedades de la vida y en forma virtual, no presencial como hubiésemos deseado honrarla, con mucho cariño, queremos destacar a una Dama del Pilar, quien ha entregado más de 65 años a nuestra querida institución, la señora Ramona Aventín Cortinat. Sea ella un ejemplo de vida y nuestra motivación, logrando que muchas más generaciones se sumen y valoren el trabajo de aquellas pujantes y visionarias mujeres que seguramente nunca imaginaron ni pretendieron que hoy les estemos rindiendo tributo por tan maravillosa misión. 

Reciban nuestros agradecimientos quienes de una u otra forma han adherido a tan noble causa, pudiendo lucir en nuestro pecho con orgullo la imagen de la Virgen del Pilar.

¡Viva Chile! ¡Viva España! ¡Viva la Virgen del Pilar!