Un merecido reconocimiento

0
455
Editorial

En el contexto del aniversario número 277 de la ciudad de Curicó, el concejo municipal determinó declarar como Ciudadano Ilustre al profesor, empresario e integrante de la Masonería a nivel local, Enrique Bravo Rocco. Se trata claramente de una figura cuya presencia sigue marcando a quienes están vinculados a la tierra de “agua negra”. Quienes ya cargan algunas décadas mantienen entre sus recuerdos lo que significó la cadena de supermercados “Bryc” (“Barato, Rápido y Conveniente”), además del aún vigente “Mayorista 10”, que de alguna manera le significó a Bravo su ingreso definitivo hacia “las grandes ligas” del retail chileno. Pero más allá de sus éxitos en tales lides, es decir, en el ámbito de los negocios, la decisión que tomó el concejo más bien pasa por reconocer la “sensibilidad” que detenta el ahora nuevo Ciudadano Ilustre, marcada por una serie de valores, entre ellos una fuerte “solidaridad” y preocupación por el prójimo. Si bien, hay varios ejemplos que son públicos, y que han tenido difusión en diversos ámbitos, claramente hay muchos más que quedaron en una esfera más bien privada. 
Tras el traumático terremoto del 27/F, junto a otros pares, Enrique Bravo aportó para solventar el desarrollo del denominado Plan de Reconstrucción Sustentable de Curicó, instancia donde se formularon una serie de proyectos, muchos de ellos cuya realización implicaría un cambio sustantivo en la vida de quienes residen en la “Ciudad de las Tortas”. 
El más reciente ejemplo dice relación a lo que fue su aporte al funcionamiento de las “Cocinas Solidarias”, en plena pandemia del Covid-19, iniciativa que permitió que miles de curicanos accedieran a un plato de comida. De hecho, en tal contexto, Bravo no tuvo problemas en fustigar a quienes, teniendo la condición de poder aportar, no lo hicieron, “tirándole las orejas” por la desidia que observó de cara a poder colaborar con aquella cruzada. 
Se trata, en resumen, de un merecido gesto que se brinda a una persona que, sin lugar a dudas, seguirá aportando en diferentes ámbitos y desde distintas esferas al desarrollo de la ciudad, la misma que ahora reconoce la que ha sido su labor.