Trabajadores y apoderados manifestaron su rechazo ante cierre de jardín infantil

0
748

Dependiente del Hogar de Cristo. En concreto, serían 17 personas las que quedarían sin trabajo y cerca de 90 niños sin un establecimiento educacional. 

Curicó. Con cacerolazos y globos negros en el frontis del Jardín Infantil y Sala Cuna Los Patroncitos, recinto dependiente del Hogar de Cristo, trabajadores se manifestaron frente al anuncio realizado hace algunos días por el cierre de este establecimiento educacional.

La convocatoria se desarrolló este martes a eso de las 14:00 horas en la avenida Trapiche, donde además los funcionarios recibieron el apoyo de la comunidad y de los padres de los niños que asistían a este jardín, que, producto de la pandemia, este año no ha podido desarrollar sus actividades normales.

En la oportunidad, el presidente del Sindicato de trabajadores del Hogar de Cristo en Curicó, Marcos Herrera, manifestó que el motivo de esta manifestación era dar a conocer a toda la comunidad el cierre “arbitrario que ha hecho el Hogar de Cristo en esta ciudad. Si bien es cierto es una fundación de beneficencia, hoy está dejando a 17 trabajadores sin su fuente laboral y además está dejando desamparados a 90 niños del sector surponiente”. 

Herrera agregó que el miércoles de la semana pasada, a eso de las 9 de la mañana fueron los dirigentes los primeros en enterarse de esta medida, y que una hora más tarde se enteraban los trabajadores con las cartas de despido en sus correos electrónicos.

En cuanto a los argumentos que recibieron, el dirigente aseguró que “por una parte está el tema presupuestario, por todo lo que la pandemia le ha significado al hogar, supuestamente. Hacer el contexto que, a nivel nacional se están cerrando 28 programas, de adulto mayor, centros terapéuticos, cuatro jardines y cuatro residencias”, por lo que, en total, serían cerca de 450 trabajadores lo que quedarían sin su fuente laboral en el país.

APODERADOS

El jardín tiene en su matricula cerca de 90 niños, desde los tres meses a los tres años y medio, que asisten desde sala cuna, niveles medio menor y medio mayor; así como el jardín infantil. 

Jesenia es una de las apoderadas que acompañó a los trabajadores en esta manifestación, quien dijo que tuvo a su hijo en este establecimiento desde la sala cuna y salió el año pasado desde el nivel de jardín infantil, así como su pequeña hija que este año entraría al nivel medio menor.

“Yo me enteré a través de las redes sociales que era el cierre del jardín. Me complica porque ahora tengo que buscar dónde voy a tener a mi hija, más con todo esto de la pandemia”, comentó, agregando que este era un buen jardín, razón por la que tuvo a su hijo tantos años y ahora quería lo mismo para su hija menor.   

RECURSOS

Marcos Herrera comentó además que este jardín cuenta con subvención de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, Junji, “como todos los jardines Vía Transferencia de Fondos (VTF). Entonces hoy lo que queremos buscar es si existe la posibilidad que haya un traspaso hacia la Municipalidad (de Curicó) o directamente a la Junji”, explicó, agregando que no entienden cómo puede haber una escasez de recursos si el jardín efectivamente recibe una subvención.

“Siempre tuvimos el espíritu de dialogar, pero la fundación nunca dijo nada. Estamos preguntando desde abril qué iba a pasar con los programas, si iban a cerrar o no, y ellos nunca dijeron que se iban a cerrar. Hoy nos cayó como un balde de agua fría, sobre todo en la ciudad de Curicó y en distintas ciudades de Chile, porque son 450 trabajadores a nivel nacional que van a quedar sin trabajo”, explicó el presidente del Sindicato de Trabajadores del Hogar de Cristo en Curicó. 

Marcos Herrera agregó que otro punto que molestó a la comunidad, es que los padres y apoderados se enteraron del cierre de este jardín a través de redes sociales y no por una vía formal. “Ellos no estaban informados del cierre del jardín. Hoy nos decía un apoderado que es muy difícil buscar otro jardín por el tema de la pandemia”.

Finalmente, según infirmó el dirigente, los trabajadores terminarían sus contratos el 31 de enero de 2021, según lo que dicen las cartas de despido. “La fundación dice que es definitivo, eso es lo que nos informaron. Lamentablemente no hay diálogo con la fundación, con la parte gerencial, así que llamo al alcalde, al gobernador, a los concejales, también al seremi de Desarrollo Social, que puedan revisar esto, a lo mejor no se puede revertir, pero sí que lo revisen”, puntualizó Marcos Herrera.