Talca y Maule tuvieron más episodios críticos de contaminación del aire que el año pasado

0
475

Datos. El seremi del Medio Ambiente, Pablo Sepúlveda, recordó que la Gestión de Episodios Críticos (GEC) operará durante las estaciones de otoño e invierno hasta el 2026.

TALCA. Un aumento de 35% en episodios críticos de calidad del aire tuvieron las comunas de Talca y Maule durante este año, de acuerdo al balance entregado por la Secretaría Regional Ministerial del Medio Ambiente.

Hasta el 30 de septiembre pasado rigió la implementación anual de la Gestión de Episodios Críticos -GEC-, medida paliativa que contempla el Plan de Descontami-nación Atmosférica para ambas comunas, y que tiene como objetivo reducir el material particulado por el uso de calefacción domiciliaria a leña durante el período de otoño e invierno.

De acuerdo a lo señalado por el seremi del Medio Ambiente, Pablo Sepúlveda, durante el periodo de aplicación del GEC (del 1 de abril al 30 de septiembre) hubo 42 episodios críticos por mala calidad del aire. Esto es, 21 alertas ambientales; 20 preemergencias y 1 emergencia ambiental, lo que implicó un aumento de 35% en comparación al año anterior.

El intendente (s), Felipe Donoso, sostuvo que “lamentablemente, comparado con el año anterior, ha subido la cantidad de episodios críticos, esto principalmente dado por la pandemia, ya que la forma de calefacción es la que genera gran parte de las emisiones que contaminan nuestra ciudad, por eso el llamado constante de la autoridad ha sido a utilizar leña seca y mejorar nuestra tecnología”, indicó.

LLAMADO

Sepúlveda agregó que “estos resultados nos indican que debemos continuar reforzando el llamado a las personas a que tomen conciencia de que la contaminación atmosférica en las comunas de Talca y Maule, es causada principalmente por la combustión de leña en estufas antiguas, ineficientes y altamente contaminantes, por lo que la implementación de GEC apunta a controlar estas fuentes fijas y difusas. Necesitamos que las personas respeten la prohibición de quemas de todo tipo; la prohibición de emitir humos visibles desde las viviendas y que los privados diversifiquen su matriz energética, para que las fuentes industriales no se vean obligadas a parar su funcionamiento cuando se declara un episodio de preemergencia y emergencia en las comunas de Talca y Maule”. 

La autoridad ambiental recordó que la GEC operará durante las estaciones de otoño e invierno hasta el 2026, “por lo que se necesita que entre todos contribuyamos a mejorar la calidad del aire que respiramos y a través de eso, mejorar también la calidad de vida en nuestras ciudades”.