Nuevo tropiezo en casa que enciende alarmas

0
533
 

Opacos. En otra pobre presentación, los curicanos fueron sobrepasados por una visita que aprovechó errores albirrojos y fue un merecido vencedor en La Granja. El equipo de Larcamón baja un peldaño en su nivel de juego y enciende alarmas en la tabla de promedios por la permanencia, ubicándose 13° a cuatro puestos de la zona roja.

Curicó. Estadio La Granja, fecha 13 de la Primera División y arbitraje de Julio Bascuñán. Nicolás Larcamón envió a la cancha a Paulo Garcés, Yerson Opazo, Franco Bechtholdt, José Rojas, Alex Ibacache, Fernando Godoy, Martín Cortés ©, Pablo Parra, Matías Cavalleri, Federico Castro y Diego Vera.

La visita a su vez, bajo el mando técnico de Javier Torrente, alineó a Jhonny Herrera, Bastián San Juan, Sebastián Pereira, Cristian Suárez, Dilan Zúñiga, Benjamín Rivera, Álvaro Madrid, Rodrigo Echeverría, Fernando Saavedra, Maximiliano Cerato y Juan Cuevas.

AL DEBE

El encuentro aún amanecía y una pelota disputada en área curicana al minuto 6 entre Pablo Parra y Rodrigo Echeverría encuentra el leve toque del volante curicano al pie de apoyo del viñamarino quien cae en el área sin sanción de Bascuñán, sin embargo, desde el VAR Gustavo Ahumada invita a revisar la jugada y el juez central que sanciona penal.

Desde los 12 pasos, el portero Jhonny Herrera se para frente al balón y remata potente al centro del arco, Garcés vuela a su izquierda y Everton se coloca arriba en el marcador. Balde de agua fría en el arranque, 1 a 0 al minuto 9 temprano para la visita. Y a los 14’ pudo llegar el segundo con remate desde fuera del área de Madrid y una pelota venenosa que pica antes de llegar al arco, manotea Garcés y el palo que salva a Curicó, desperdiciando en la segunda jugada Echeverría un cabezazo que logra desviar con el pecho el ‘Pepe’ Rojas. Everton era más y colectivamente ganaba confianza con el pasar de los minutos, mientras Curicó no sintonizaba ni solidarizaba entre sí.

A los 20’ un cabezazo de Pereira enciende nuevas alarmas en el arco albirrojo y a los 27’ otra vez el palo salva al Curi tras conexión de Cerato con Cuevas, quien saca un potente zurdazo que se estrella en el vertical. Mal la pasaba el equipo de Larcamón en la primera media hora de juego, claramente superado y sin conexión futbolística al trabajar mayoritariamente sin balón. La lucha en media cancha la ganaban los visitantes y recién a los 32’ llegó un tiro curicano aunque muy elevado de Cavalleri por sobre el arco de Herrera.

El reloj y el marcador avanzaban en contra para un Curicó que no encontraba el fútbol colectivo ni a sus individualidades para desequilibrar. El partido era para la visita quien lo terminaba ganando por la mínima en la primera parte, aunque a los 46’ cuando se jugaban los descuentos, Federico Castro controla y elude a un marcador dentro del área, queda frontal a Herrera y la coloca a un lado del portero, quien reacciona de gran forma para un manotazo y evitar así la igualdad.

ERRORES QUE CUESTAN CARO

En el complemento Curicó evidenció mejoría, aunque no plena profundidad, afectado por las frecuentes interrupciones en el reinicio del juego. La lucha de media cancha seguía en acción y los pupilos de Larcamón comenzaban a tejer fútbol más ofensivo, aunque no lograban finalizar la jugada, por lo que el DT mueve sus piezas y remece la generación de ataque con los ingresos de los zurdos Espinosa y García, en lugar de Parra y Cavalleri a los 60’.

Sin embargo, al minuto 62 un mal despeje del ‘Pepe’ Rojas, permite el centro de Madrid y pivoteo de Echeverría, para que en área chica controle el ingresado Sebastián Pol quien con derechazo cruzado bate a Garcés y pone el 2 a 0 cuando el Curi apostaba por la recuperación ofensiva. Y

 el golpe de “KO” llegó inmediatamente, pues a los 67’ otro ingresado como Jens Buss en Curicó cubre la pelota profunda enviada por Cuevas esperando la salida de Garcés, quien no ataca el balón ni tampoco Buss revienta, apareciendo Echeverría quien mete el pie, roba la pelota que pasa entre las piernas del arquero curicano para luego definir con arco a disposición para el rotundo 3 a 0.

Ingresan Jaime y Harding en lugar de Castro y Vera en el Curi en evidente búsqueda albirroja de un ataque al debe. A los 75’ el capitán Cortés exigió a Herrera que evitó el descuento, el cual llegaría a los 79’ con pelota con ventaja que encuentra a Sebastián Jaime quien la pica por sobre Jhonny Herrera para el ‘gol del honor’. 3 a 1 final a favor de la visita. 

Everton gana en La Granja e inunda de dudas a este Curicó Unido de Larcamón.

La derrota caló hondo en las huestes curicanas que se estancan en 20 puntos y pese a seguir en zona de clasificación a copas, su carencia de contundencia ofensiva es ya inquietante considerando que se vienen duelos ante dos animadores del campeonato como la Unión Española y Universidad Católica, actual sublíder y puntero del torneo, respectivamente, y por sobre todo, las alarmas son llamativas porque el equipo desciende ubicaciones en la tabla del promedio por la permanencia, donde hace algunas semanas respiraba tranquilo y tras esta fecha descendió hasta la posición 13°, a solo cuatro puestos de la zona roja.