No más ciclistas muertos

0
609
Editorial

En el Maule, por ser una región agrícola, con comunas muy rurales y también por tener una tradición en este deporte, muchas personas usan sus bicicletas para trasladarse ya sea a sus trabajos, a los centros educacionales o para realizar diversos tipos de trámites.

Este es un medio de transporte que no contamina y para quienes lo usan es una gran ventaja respecto a los automóviles y el transporte público, porque no se ven afectados por la congestión vehicular.

Sin embargo, y lamentablemente, todavía en Chile no podemos decir que es un transporte seguro.

Entre enero y junio de este año, han fallecido 61 ciclistas, lo que representa un alza del 32% respecto al mismo período del años pasado.

Muchas agrupaciones en todo Chile y a nivel de la Región del Maule también, han realizado diversas manifestaciones exigiendo más conciencia por parte de los conductores y respeto tanto para quienes se trasladan en bicicleta como hacia los peatones, pues todos comparten las calles y cada quien tiene un lugar importante a la hora de trasladarse.

En este tiempo de pandemia, y debido a que las calles se han visto considerablemente más vacías producto de las cuarentenas en las distintas regiones, quienes circulan por las calles lo hacen a mayor velocidad, y eso es algo que han evidenciado las autoridades, conductores, peatones y ciclistas.

Hace pocas semanas, las autoridades del Ministerio de Transportes anunciaron el Plan Nacional de Movilidad que busca habilitar 180 kilómetros de ciclovías temporales, “lo que también apunta a resguardar de mejor manera la circulación de los ciclistas”, dijeron en su oportunidad.

Pero de qué sirve contar con más ciclovías si los conductores no respetan los espacios de los otros.

Aquí debe existir un cambio real y respeto efectivo por todos quienes circulan en las calles de nuestro país, pues todos tienen el mismo derecho a desplazarse, en el medio de transporte que deseen, y nadie puede sentirse superior respecto a quien va a su lado.

Podrán existir muchas leyes, diversas penalidades, pero mientras los conductores no respeten a ciclistas y peatones, todo lo demás poco servirá.