Buscan acelerar remodelación de la plaza Gabriela Mistral

0
324

En la comuna de Molina. Se trata de una iniciativa ideada por el municipio y financiada por el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu). Sin embargo, dado que las empresas participantes de la licitación solicitaban un monto mayor, el concejo municipal dio el visto bueno para inyectar 61 millones de pesos a las futuras obras.

Una solución rápida y efectiva es la que se acordó en Molina, para acelerar las diligencias que permitirán remodelar por completo a la Plaza Gabriela Mistral, conocida también como General Maturana.

Se trata de un proyecto de larga data ideado por el municipio, cuyo avance se había visto favorecido al encontrar financiamiento en el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu). Sin embargo, al momento de realizar la licitación, las empresas oferentes solicitaron un monto mayor al contemplado.

Es por ello que el concejo municipal presidido por la alcaldesa Priscilla Castillo aprobó inyectar 61 millones de pesos, de modo de asegurar que no se den “pasos hacia atrás”, teniendo en cuenta el largo camino recorrido para llegar hasta la instancia de elección de constructora.

AMBICIOSO PROYECTO

“Hace cinco años que comenzamos con este proceso postulando al Serviu y el diseño lo hicimos junto a la propia comunidad”, relata la alcaldesa Priscilla Castillo sobre esta iniciativa, en la que el Serviu aportará con 861 millones de pesos, mientras que el municipio desembolsará los 61 millones de pesos restantes.

“Debido a que las empresas presentadas a la licitación excedían el presupuesto, nos pidieron, como municipio, hacer un aporte para evitar tener que hacer reevaluaciones, pasar de nuevo por el Ministerio de Desarrollo Social y otros trámites que habrían dilatado las diligencias”, señala la jefa comunal.

La autoridad afirma que esta iniciativa busca cambiar radicalmente la cara del lugar, ya que “hoy en día, la Plaza Maturana es como un potrero, porque no tiene equipamiento; sin embargo con este proyecto, será la tercera plaza más importante que tendremos en la comuna, después de las de Molina y Lontué”.

En detalle, las obras contemplarán “muchos espacios con baldosas, asientos, luminarias y hasta un perímetro para trotar. Se mantendrán los árboles existentes, habrá una pérgola, contará con un sitio para actuaciones artísticas y mobiliario acorde a lo que se requiere”, puntualiza Priscilla Castillo, añadiendo que “lo único que queremos es ver pronto las máquinas trabajando, lo que ocurrirá probablemente a inicios de 2021”.