Una muerte que se pudo evitar

0
354
Editorial

Sin lugar a dudas, el hecho que marcó la semana anterior fue el lamentable deceso de la joven oriunda de Teno, Sara Muñoz Farías (26 años). El del martes pasado fue un despertar triste, luego de que quedara al descubierto la presencia de un cuerpo sin vida, abandonado en pleno cerro Condell. Horas después se pudo confirmar su identidad, tratándose de la citada joven, madre de una niña de siete años. De la tristeza se pasó a la rabia, frente a la posibilidad de que se estuviera ante un nuevo caso de femicidio. De hecho, a través de redes sociales se efectuó una convocatoria que tuvo eco en cientos de personas, quienes se reunieron en la principal bajada del cerro exigiendo justicia. Fue en la propia tarde del martes cuando la Fiscalía informó sobre la detención de un sujeto como “presunto autor” de la muerte de la citada joven.
En definitiva, este sábado la Fiscalía imputó cargos sobre el único detenido en dicha causa (Sebastián Soto Bravo, 24 años), por su responsabilidad en el “accidente” que derivó en el deceso de Sara Muñoz, en específico, por manejo en estado de ebriedad, y por no haber prestado ayuda a la víctima, huyendo del denominado “sitio del suceso”. Soto conducía una motocicleta teniendo como pasajera a la joven Sara Muñoz. Fue ella quien sacó la peor parte, ya que tras salir expulsada del vehículo, al caer sufrió un severo traumatismo y heridas de diversa consideración, que derivaron en su deceso. Si bien se entiende que la autopsia no habría arrojado indicios de alguna agresión u ataque de tipo sexual contra la víctima, de todas formas la investigación en curso deberá indagar en una serie de detalles. Uno de ellos, dice relación a que el cuerpo de la joven permanecía “semidesnudo” al momento en que fue encontrado.
Durante la audiencia de formalización, se indicó que “la víctima no habría fallecido si es que hubiese recibido una atención oportuna”, factor que viene a justificar uno de los cargos que fueron imputados.
Al cierre, como medio de comunicación, y aunque resulte reiterativo, recomendamos que a la hora de informarse, las personas deben tomar todas las precauciones que sean necesarias, para así evitar caer en las denominadas “fake news” o noticias falsas. Desafortunadamente, en redes sociales circuló el nombre de una persona a quien, en una primera instancia, se sindicó como el “autor del crimen” de la citada joven, “información” que muchos compartieron creyendo que se trataba de un “dato real”.