Felipe Valdovinos: “Tengo temor a que esto se mantenga por mucho tiempo

0
396
: Felipe Valdovinos, seremi de Desarrollo Social indicó que en este tiempo marcado por la pandemia “no se ha sentido solo”, gracias al apoyo que ha recibido de su familia, amigos y en el trabajo.

Entrevista Covid-19. La autoridad aseguró que este ministerio es el corazón del Gobierno, en cuanto a la ayuda social que se entrega a las familias que lo han pasado mal en este tiempo de pandemia. 

TALCA. En este ciclo de Entrevistas Covid-19, conversamos con el seremi de Desarrollo Social, Felipe Valdovinos, quien aseguró que lo que más extraña es el contacto con las personas, los abrazos y conversar sin mascarillas. 

¿Qué significa para usted el Coronavirus?
“Para mí el Coronavirus significa algo inédito, que nadie tenía pensado… algo que solo habíamos visto en películas, pero que sin duda vimos que era algo que nos afectaba tremendamente a todos… lo vimos venir rápidamente como país y como región, no quedamos atrás. Rápidamente tuvimos que actuar para combatir la pandemia”.

¿Qué es lo que más extraña del tiempo antes de la pandemia?
“Son diversas cosas, más allá de temas personales, laborales, de poder compartir con la gente, eso es lo que más extraño de los tiempos normales. Poder compartir de forma masiva, poder abrazarse, conversar, sin las mascarillas, creo que es lo que más se extraña… eso es lo que nos ha quitado el Coronavirus, estar cerca de las personas”.

¿Qué ha sido lo más duro para usted en esta pandemia en el ámbito personal o familiar?
“Los más duro ha sido no poder compartir con la familia, con los amigos. En lo personal me tocó el desafío de asumir como seremi de Desarrollo Social en medio de la pandemia, y eso significó enchufarme rápidamente en los distintos temas en los que estamos trabajando. Y el componente familiar uno lo extraña; yo soy de Molina, mi familia está allá, mis papás, y ahora con la cuarentena en las últimas semanas no he podido verlos”.

¿Y en el ámbito laboral?
“Como asumimos el desafío como seremi de Desarrollo Social, sabemos que estamos en el corazón del Gobierno y sabemos que estamos en la mayor cantidad de beneficios que entrega el Gobierno. Ha sido muy duro ver el miedo, la frustración, el temor y la desesperanza de las familias por la pandemia. Y si bien nosotros hemos llegado con mucha ayuda a lo largo de estos meses, ver familias que no acceden a ellos, o no encuentran solución, o tienen casos muy particulares, ha sido muy duro”. 

¿A qué le tiene más temor?
“Le tengo temor a que esto se mantenga por mucho tiempo, sobre todo en el tema sanitario, específicamente que las personas más vulnerables no se vean muy afectadas producto de la pandemia, específicamente con quienes nosotros trabajamos, personas en situación de calle, con los adultos mayores, con los niños; que esto no cobre más vidas. Que económica y socialmente no siga afectando a las familias chilenas, porque hay muchos que lo han pasado mal, y nosotros tenemos que llegar con ayuda para ellos”.

¿Se ha sentido solo en este tiempo?
“La verdad es que no. No ha habido tiempo para sentirme solo… por una parte, por el tema del trabajo, porque estamos concentrados en esto, y porque también estoy acompañado de un equipo tremendo, liderado por el intendente; con la familia y los amigos, que nos ven también trabajando. Me he sentido super acompañado por la labor que estoy realizando”.

Para usted, ¿Qué cambios llegaron para quedarse con esta pandemia?
“Lo que ha llegado es el uso de las plataformas digitales, su uso en las familias, para el trabajo, los adultos mayores, que tenemos reuniones ahora por Zoom y no presenciales; y también el autocuidado personal, eso se va a mantener por mucho tiempo”.

¿Dedica algún tiempo para distraerse en medio de todo lo que estamos viviendo?
“Es bastante difícil. Nosotros como seremi de Desarrollo Social tenemos bastante preocupación por lo que está pasando, junto al intendente estamos 24/7, pero al final del día siempre queda un espacio para poder compartir, con mi pareja, con mis amigos vía teléfono, con mis papás también; para ver alguna serie o película. Es necesario distraerse, algo de tiempo queda, pero no mucho”.

Cuando llegó la pandemia a Chile, ¿pensó que duraría tanto tiempo?
“No pensé que iba a durar tanto tiempo. Pensé que en este tiempo de más calor iba a decaer, era algo desconocido, pero pensé que la tecnología tendría una vacuna, como otras gripes que hemos tenido. Jamás pensé que la pandemia iba a durar tanto, pero tenemos que aprender a vivir con el Coronavirus”.

¿Cómo espera que sea Chile y los chilenos cuando termine esta pandemia?
“Espero que Chile sea un país más empático; si algo nos ha enseñado esta pandemia es que tenemos que dejar de lado el individualismo y tenemos que preocuparnos de las personas que tenemos al lado. Esta pandemia nos ha enseñado a todos a llegar a acuerdos, al Estado, al Gobierno, oficialismo y oposición, es un legado que nos dejará esta pandemia… a conversar, ser empáticos y preocuparnos por el otro”.

¿Cuál es el mayor desafío para Desarrollo Social en esta pandemia?
“Poder llegar a las familias con los recursos y las prestaciones como lo hemos hecho. Poder comunicar, acompañar a las familias y que así lo sientan. Sabemos que hay familias que lo han pasado mal y como Desarrollo Social que somos el corazón del Gobierno, tenemos que estar acompañado y ayudando a las familias que lo están pasando mal”.

Ha visitado los albergues de la región durante este invierno, ¿Qué le pasa cuando comparte con las personas en situación de calle que han tenido refugio durante este tiempo?
“Uno ve compatriotas que por diversas razones está en situación de vulnerabilidad. Y como Gobierno poder ayudarlos, nos revela que dignificamos al ser humano. La verdad que la gratitud que las personas nos expresan, nos llena el alma y ahí vemos reflejado el trabajo que hace el Gobierno, y en especial nuestro ministerio”.