Por pandemia encuesta Casen será aplicada vía telefónica en 4.100 hogares de la región

0
349

Nuevo mecanismo de aplicación. Autoridades hicieron llamado a familias a que abran sus puertas a encuestadores, que estarán debidamente identificados y con todas las medidas sanitarias.

TALCA. La Encuesta de Caracterización Socioeconómica será aplicada en 4.100 viviendas en el Maule y producto de la pandemia, el proceso se hará vía telefónica entre el 31 de octubre y el 31 de enero del próximo año. La también conocida Casen, es la principal recopilación de datos del país en cuanto a hogares y población, principalmente en lo relacionado a vulnerabilidad y pobreza, todas cifras que son requeridas para crear o mejorar políticas públicas. Debido a la crisis sanitaria, este año la Casen 2020 reajustó su mecanismo de aplicación, a través de una modalidad mixta secuencial que estará dividida en tres fases. La primera etapa partió esta semana, donde 16 encuestadores tomarán contacto con las 4.100 viviendas que corresponden a la región del Maule, de un total de 60 mil a nivel nacional. El seremi de Desarrollo Social y Familia, Felipe Valdovinos, explicó que “para nosotros es muy importante contar con esta información para aplicar buenas políticas públicas. En esta primera etapa, solo se le pedirá a las familias el número de teléfono, tomando todas las medidas de seguridad, donde no ingresarán a los hogares para mantener la distancia, todos estarán debidamente identificados y con las medidas de higiene según protocolo sanitario”.
Por su parte, el gobernador Felipe Donoso, hizo un llamado a la comunidad a que “las familias atiendan a los encuestadores; así podremos comenzar a elaborar este mapa que nos permitirá tener la información socioeconómica de nuestro país, pero también de la Región del Maule”.

PROTOCOLO 
Valdovinos recalcó que se trabajó intensamente junto al Ministerio de Salud para tomar todos los resguardos necesarios, con el propósito de que las personas puedan responder sin ningún riesgo.
Dentro de los protocolos de acercamiento a las viviendas, se determinó que los encuestadores evitarán tocar superficies, salvo que ello sea imprescindible como, por ejemplo, el timbre, el que posteriormente será desinfectado. Además, el encuestador indicará que no es necesario entrar a la vivienda, ni tampoco que la persona salga de la propiedad, y siempre deben mantener a lo menos un metro de distancia. Tras explicar los motivos de la visita, se tomará registro de los datos y se entregará una bolsa con material de difusión, la que será rociada por ambos lados con desinfectante. Antes de realizar el siguiente contacto, el encuestador se aplicará alcohol gel. Los vehículos en los que se trasladan los encuestados serán desinfectados diariamente antes de iniciar la jornada.