“Al Coronavirus lo tenemos que detener entre todos”

0
502

Doctor Luis Jaime, director del SSM. En conversación con diario La Prensa confesó lo duro que ha sido el trabajo para controlar la pandemia y algunas situaciones que ha tenido que vivir durante estos meses.

TALCA. En este ciclo de entrevistas conversamos con el director del Servicio de Salud del Maule (SSM), el doctor Luis Jaime, quien se refirió al duro trabajo que han tenido que enfrentar para controlar los contagios de Covid-19.

¿Qué significa para usted el Coronavirus?

“Creo que al igual que todos nuestros compatriotas, la llegada del Coronavirus significó un profundo cambio en nuestro estilo de vida y la forma en que debíamos relacionarnos como personas. No solo al interior de nuestros lugares de trabajo, sino que también en nuestras casas y en los espacios públicos”.

¿Qué es lo que más extraña del tiempo antes de la pandemia?

“Sin lugar a dudas el abrazar y saludar de mano a las personas que nos rodeaban, a nuestros amigos, familiares, colegas y en general a toda persona con quien uno está en contacto. Las cosas cotidianas que tenían mucho de sencillez, pero que no eran valoradas por ser habituales y que hoy están restringidas para resguardar la salud de quienes nos rodean”.

¿Qué ha sido lo más duro para usted en el ámbito personal o familiar?

“Uno de los momentos más difíciles que nos ha tocado enfrentar es no poder estar cerca de nuestros familiares más ancianos, a quienes hemos tenido que ver solo a través de videollamadas, debido al riesgo de transmitirles el virus. Tampoco hemos podido recibir la visita de nuestros hijos, quienes se encuentran lejos de la región”.

¿Qué ha sido lo más duro que le ha pasado en el ámbito laboral?

“Antes que comenzara la pandemia nos estábamos preparando para la aparición de casos, incluso realizamos un simulacro, y ocurrió que nuestra región tuvo el primero registrado en el país. Más aún, se trataba de un colega médico con toda su familia, lo que nos demostró lo cercano que estaba la enfermedad que había empezado al otro lado del mundo. Todo esto nos obligó a tomar decisiones drásticas para resguardar la integridad de la comunidad y de los funcionarios que trabajaban en nuestros establecimientos. Sin embargo, todo esto nos permitió abocarnos a la contención de la pandemia, lo que fue una buena decisión dada la emergencia que se estaba suscitando”.

¿A qué le tiene más temor?

“Creo que una de las preocupaciones más grandes que tuvimos en el peak de contagios, fue la posibilidad de que no tuviéramos la capacidad en nuestra región para responder con suficientes camas críticas y ventiladores. Ese escenario era consultado insistentemente por los medios de prensa aquí y en todas las regiones”.  

¿Se ha sentido solo en este tiempo?

“En el trabajo he estado siempre acompañado por mi equipo directivo y asesores. La soledad, como un estado emocional, no la he sentido, porque siempre hay con quien dialogar las decisiones y reflexionar los pasos que se están dando”. 

Para usted, ¿Qué cambios llegaron para quedarse con esta pandemia?

“Creo que hay hábitos que tendrán que ser parte de esta nueva realidad, como el mantener la distancia física en los espacios públicos, el uso permanente de mascarilla y sin lugar a dudas, el lavado frecuente de manos, que representan la forma más efectiva de contener el avance de la pandemia”.

¿Dedica algún tiempo para distraerse en medio de todo lo que estamos viviendo?

“De vez en cuando veo películas, converso mucho con mi esposa y trato de relajarme leyendo. Pero la mayor parte del tiempo fuera de la oficina lo dedico a conversar con mis amigos y familiares, porque permiten cargar la energía que tanto se necesitan en los momentos difíciles”.

Cuando llegó la pandemia a Chile, ¿pensó que duraría tanto tiempo?

“No habíamos proyectado cuánto tiempo podría durar. Sin embargo, al inicio de la pandemia creíamos que tendría un comportamiento similar a los otros virus respiratorios, que decaen en invierno, pero hasta ahora no se ha producido un descenso brusco en el número de casos. Es más, se han producido más contagios algunos días, lo que demuestra la particular naturaleza de este virus”.

¿Cómo espera que sea Chile y los chilenos cuando termine esta pandemia?

“Creo que tenemos la oportunidad de valorar a las personas en toda su dimensión, de apreciar lo mejor de cada uno para salir adelante cuando las cosas están mal”. 

¿Cómo ha sido para usted estar en la primera línea dentro de las autoridades del Maule trabajando para controlar la expansión de los contagios?

“El trabajo ha sido muy intenso y agotador durante todo este tiempo, sobre todo por la necesidad de estar coordinando la respuesta del sector salud hacia nuestros usuarios. El peso de la pandemia y gran parte del trabajo que se ha desplegado para su contención, ha recaído principalmente en el sector salud y, muy especialmente, en los hospitales del Servicio de Salud Maule. También la exploración e implementación de estrategias de trabajo constituyó una experiencia que fortaleció a los profesionales en nuestra institución”.   

¿Qué llamado le hace a la comunidad, entendiendo que aún falta mucho para que esta pandemia termine?

“Tenemos que generar un cambio de actitud, un cambio de verdad que nos permitirá cuidar a nuestros seres queridos y a nosotros mismos. Quiero pedirles muy sentidamente que se queden en casa y eviten salir o que lo hagan solo si es absolutamente necesario, ya que al Coronavirus lo tenemos que detener entre todos”.