El presente de la radio

0
348
Editorial

Como cada 21 de septiembre desde hace ya 78 años, en nuestro país se conmemoró el denominado “Día del Trabajador Radial”, iniciativa que surgió como una instancia para brindar un merecido descanso a quienes estaban ligados a dicho medio de comunicación. Aunque en un principio en tal fecha se silenciaban las transmisiones de las emisoras durante 24 horas, dejando a una de ellas “de turno”, desde el 2000 la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi) otorgó “libertad de acción” a los propietarios respecto a dicho punto, transformándose en una de las tantas tradiciones que pasaron a formar parte del “baúl de los recuerdos”.
Si bien ahora para ellos se presenta como “un día normal”, de igual manera aprovechan aquella jornada para recibir saludos y el reconocimiento a su noble trabajo, muchas veces anónimo. Es cosa de mencionar a los radiocontroladores, o bien a los locutores, a quienes (a diferencia de la televisión) se les identifica solo por su voz.
Más que escudriñar en tales territorios, esta editorial busca analizar el presente que, en términos generales, vive dicho medio, que tampoco se escapa de las vicisitudes que han venido de la mano con el arribo de la pandemia del Coronavirus. La disminución en el avisaje ha derivado ya sea en una merma en los emolumentos, o de frentón, en la desvinculación de trabajadores, con las negativas consecuencias que eso conlleva para una familia. Esta realidad es aún más compleja para medios regionales o locales, donde la torta publicitaria es significativamente menor.  
Independiente a dicho panorama, quienes permanecen de alguna manera relacionados a tal trinchera, siguen estando a la altura de lo que la gente espera de un medio de tales características, más aún en el actual contexto. Dicha respuesta se observa en una serie de mediciones. A la hora de informarse, diversos estudios siguen posicionando a la radio como el medio “más confiable” entre los chilenos, valorando cualidades como su inmediatez y cercanía.
Lo concreto es que la radio sigue cumpliendo con su promesa de brindar compañía, entretenimiento, información útil, actualidad noticiosa y, lo más importante, generar confianza entre quienes continúan prefiriéndola, en plena era del internet y las redes sociales.