Curicó Unido se reencuentra con los abrazos

0
173

Por fin. En un partido donde Larcamón apostó por la experiencia, el equipo derrotó a un aproblemado Coquimbo Unido. El Curi se reencuentra con el gol, con los triunfos y abrazos. Al menos 200 personas llegaron al cerro Condell a presenciar el encuentro.

Curicó. Partido por la fecha 11 de la Primera División. Choque de equipos necesitados como Curicó Unido que llegaba con tres derrotas al hilo y los piratas de Coquimbo, penúltimos en la tabla de posiciones. Larcamón ordenaba nuevos cambios en su oncena estelar y la apuesta, esta vez traería resultados positivos. Curicó Unido alineó a Garcés, Opazo, Bechtholdt, Rojas, Buss, Godoy, Cortés, Parra, Cavalleri, Vera y Castro.

La visita dirigida por ‘JJ’ Ribera, lo haría con Cano, Espinosa, Pereyra, Berardo, Salas, Abdala, Aravena, Figueroa, Abrigo, Farfán y Pinto. Arbitraje de José Cabero.

TANDEM POR DERECHA

El ingreso desde el minuto uno del experimentado YersonOpazo por el lateral derecho curicano, generó profundidad por esa banda y el tándem Opazo-Cavalleri se hizo sentir desde el comienzo. En el arranque Curicó no se generó grandes ocasiones de marcar, aunque se adueñó del balón y de la intención ofensiva. El premio tuvo lugar al minuto 21 con Opazo que toca para Cavalleri y pasa por la espalda del delantero. ‘Matías’ controla y encara, como siempre, elude y deja atrás a sus marcadores y entrando al área saca un latigazo bajo, de derecha que no puede desviar Cano y la pelota tras pegar en la base del poste derecho pirata, termina abrazando las mallas aurinegras para el 1 a 0 a favor de Curicó.

Se corta la racha de 412 minutos sin goles a favor de Curicó Unido que no celebraba desde el pasado mes de marzo cuando Federico Castro anotó el gol del triunfo ante Huachipato por la fecha 6.

Merecido premio para el Curi y para el mismo Matías Cavalleri, llamado a la selección nacional y que festejó tapándose los oídos, como alejando todas las críticas para un equipo que despertaba de la mano del gol. 

SEGURIDAD Y REGRESO

En el complemento, el atrevimiento visitante aumentó, aunque cada embate pirata encontró la correcta resistencia de Paulo Garcés. A los 53’ Pinto habilitó al volante Aravena que aparecía en el corazón del área, y este, tras controlar remata a gol, pero el correcto achique y manotazo del ‘Halcón’ evitó la igualdad. Al minuto siguiente el Curi responde con derechazo bajo de Castro que exige a Cano, y diez minutos después, sería Cavalleri quien recibe en solitario frente al arco de Coquimbo y su remate demora, siendo trabado en el tiro a gol por un certero Berardo. Los aurinegros responden con tiro de media distancia del ingresado Iñiguez y otra vez Garcés se viste de figura enviando arriba al tiro de esquina.

La visita llegaba, Curicó no se aminoraba y tendría premio otra vez en jugada hilvanada por la banda diestra. El lateral largo es de Opazo, la peina Castro, aguanta en el área el ‘Viruta’ Vera quien toca atrás para un Pablo Parra explosivo que saca un derechazo bajo y cruzado que bate nuevamente a Cano para hacer explotar el cerro Condell y decretar el 2 a 0. Gol de Parra en su regreso a las canchas tras seis meses de inactividad del exazul.

El Curi tuvo el tercero en un cabezazo de Vera y en otro potente tiro de Castro, sin embargo, la visita cargó cañones y se aproximó con un cabezazo bajo de Vallejos que gasta los guantes de Garcés y luego encontró el penal a su favor a los 84’ que termina convirtiendo en gol Joe Abrigo a los 86’.

La recta final y descuentos fueron de cierto sufrimiento para el Curi, aunque ninguna ocasión de riesgo encendió alertas sobre el arco del hoy correcto portero curicano. Con este resultado el equipo de Larcamón corta su racha negativa de tres partidos con derrotas, deja atrás los juegos sin anotar y se encumbra en 19 puntos, ganando más que posiciones, confianza de cara a lo que resta de torneo.