La Era del Desorden

0
496
Editorial

Expertos del Deutsche Bank consideran que el mundo está al borde “de una nueva era”, que inicialmente se verá caracterizada por “el desorden”, con un probable debilitamiento de la globalización que creó el rápido crecimiento económico y de los precios de los activos en los últimos 40 años. 
En su más reciente estudio de rendimiento de activos a largo plazo publicado durante la presente semana, los analistas indicaron que este año marca el comienzo de un nuevo “superciclo estructural”, del tipo que “da forma a todo, desde las economías hasta los precios de los activos, la política y nuestra forma de vida en general”.
Esta nueva “Era del Desorden”, cuyo comienzo se ve acelerado por la pandemia del Coronavirus, amenaza las altas valoraciones de activos globales actuales y hará que los Gobiernos y las empresas se endeuden aún más. Además, entre otros puntos, la “Era del Desorden” estará caracterizada por la tensión entre Estados Unidos y China, a medida que el gigante asiático se acerca a ser la economía más grande del mundo. Desorden e incertidumbre: proteccionismo, guerras frías, mucha deuda, volatilidad en los precios, tecnología por todas partes y lucha de clases y generaciones, son otras de las características que darán forma a este nuevo escenario. 
Los trabajadores con empleos más precarios sufrirán con mayor intensidad los efectos de la vigente pandemia, mientras tanto, los empleos mejor remunerados están soportando mejor la crisis. A su vez el Covid-19 está beneficiando a empresas tecnológicas y farmacéuticas, disparando la riqueza de sus dueños.
El debate sobre el clima también tendrá su espacio. Los gobiernos ampliarán su preocupación por definir estrategias que alivien la contaminación del medio ambiente.
En resumen, todo hace indicar que el mundo está entrando en una nueva etapa que venía gestándose tiempo atrás, pero cuya transición se ha acelerado con la irrupción del Covid-19. “El superciclo más reciente, la segunda era de la globalización (1980-2020) comenzó lentamente y se ha ido desgastando gradualmente en la última media década. No obstante, el final de esta era se ha acelerado por el Covid-19 y, cuando, en los próximos años, miremos el espejo retrovisor, es posible que veamos el 2020 como el comienzo de una nueva era”, aseguran.