Pese al revés, AstraZeneca confía en tener la vacuna anti Covid a fin de este año

0
220
El consejero delegado de la farmacéutica, Pascal Soriot, apuntó que el antídoto estaría disponible máximo a principios del 2021. (Foto Referencial)

Hace dos días se suspendieron los ensayos clínicos debido a que un voluntario desarrolló una patología en la médula espinal.

El doctor Miguel O’Ryan dijo a Cooperativa que piensa que ésta será “una pausa transitoria”

La farmacéutica AstraZeneca indicó que la vacuna contra el Covid-19, desarrollada en conjunto con la Universidad de Oxford, todavía podría estar disponible a finales de año, pese a la interrupción de los ensayos ocurrida esta semana.

Pascal Soriot, consejero delegado de AstraZeneca, tuvo un encuentro virtual con medios de comunicación después de que las pruebas de la fase 3 del ensayo clínico se interrumpieran, a raíz de que uno de los voluntarios tuvo una reacción adversa “inesperada e inexplicable”.

Esta posible vacuna es considerada una de las más avanzadas que se desarrollan actualmente. Pese al revés, Soriot dijo confiar en poder tener una vacuna disponible antes de que termine 2020, aunque no precisó cuándo se reanudarán los ensayos.

“Creo que todavía podemos tener una vacuna antes de que termine este año o a comienzos del próximo”, apuntó, y subrayó que las interrupciones de los ensayos clínicos de este tipo a causa de “eventos adversos” no son inusuales. 

“En realidad, es muy común y muchos expertos lo corroborarán”, dijo, y matizó que “la diferencia con otros ensayos de vacunas es que el resto del mundo no los está mirando. Ellos paran, estudian y los reanudan”.

Además, apuntó que la capacidad de fabricación para la distribución de la vacuna a nivel global debería estar lista a comienzos de 2021 y que la compañía quiere que esté disponible para todo el mundo al mismo tiempo. 

¿Qué es la mielitis transversa?

Según dijo ayer el ministro Enrique Paris, la interrupción de los ensayos se debió a que uno de los voluntarios presentó una mielitis transversa, es decir, una inflamación de la médula espinal 

El epidemiólogo Miguel O’Ryan explicó esta mañana a Cooperativa que este mal es “una afección neurológica, cuya causa -la verdad- no es muy conocida; es multifactorial”.

En este sentido, “podría haber un factor individual de las personas que hagan que reaccionen de una manera anómala a una infección o a un producto biológico, que tienen esta reacción inflamatoria a nivel de células del tejido neuronal en la columna, y eso puede llegar a dolor, a inmovilidad, alteraciones de sensación, que puede ser transitorio”.

“Estos eventos -si están relacionados o no con la vacuna, si pueden haber estado relacionados con otra cosa que le ocurrió al participante durante el estudio- es lo que está evaluando intensamente el comité de monitoreo externo del proyecto para ver si puede ser o no un evento atribuible, y si lo es o si es un hecho aislado propio de una condición individual del participante”, agregó O’Ryan, que piensa que “lo más probable es que sea una pausa transitoria” la que se comunicó el martes.

Fuente: Cooperativa.cl