Nuevas escopetas y escudos más grandes: Carabineros se prepara para aniversario del 18 de octubre

0
428
(Foto Referencial)

Se sumarán nuevos elementos de seguridad y cámaras corporales.

Desde la policía uniformada indicaron que hay más funcionarios “capacitados en materia de Derechos Humanos”.

Carabineros y el Gobierno trabajan, hace un par de semanas, en preparar la primera conmemoración del 18 de octubre, jornada que dio el inicio al estallido social del año pasado.

Para esta fecha, en la que analizan un eventual “estallido 2.0”, la policía uniformada trabaja en un plan de contingencia ante posibles protestas en la Región Metropolitana, especialmente en la Plaza Baquedano.

Según detalla el diario La Tercera, la estrategia de intervención seguirá la misma ocupada el año pasado, buscar detener las protestas al primer acto de violencia.

También se dio a conocer que Carabineros se prepara con nuevos elementos de seguridad -como escudos que miden 1,8 metros-, además de carros lanzaaguas, lanzagases de intervención policial.

En esta misma línea, se reveló que se renovarán las escopetas antidisturbio, las que tendrán proyectiles más grandes y con más capacidad de control, aunque como regla general, ahora esta arma tendrá solo un fin defensivo y no puede ser un instrumento para controlar el orden público.

“Con apoyo del Gobierno y del Ministerio del Interior, hemos podido incorporar y renovar medios logísticos. Además, seguimos trabajando en la formación continua de personal; por ejemplo, con capacitaciones y reentrenamientos en el ámbito de los Derechos Humanos”, afirmó el jefe de Orden y Seguridad Nacional, general Ricardo Yáñez, en diálogo con La Tercera PM.

Además, el funcionario policial detalló al rotativo que “hemos avanzando en los procesos internos de esclarecimiento de eventuales faltas a nuestra normativa institucional y hemos dado claras muestras de nuestra voluntad y compromiso de seguir colaborando en todo lo que esté a nuestro alcance con el Ministerio Público”.

Otro punto importante radica en la idea que tiene el Gobierno de adquirir más cámaras corporales para los uniformados, para que de esta manera se logre grabar todos el desarrollo de posibles incidentes que se generen.

Fuente: Cooperativa.cl