Universidad de Talca busca reducir impacto de crisis económica con Plan de Austeridad

0
361

Anuncio. Rector, Álvaro Rojas, enfatizó que permitirá “hacer frente a este complejo escenario, sin tener que sacrificar los salarios ni la estabilidad laboral” de los trabajadores.

TALCA. Más de 14 mil 500 millones de pesos permitirá recaudar (entre el 2020 y el 2022) el Plan de Austeridad que implementará la Universidad de Talca a partir del mes de octubre, esto con el objetivo de suplir el déficit económico generado por la crisis del Covid-19. Con dichos recursos, la institución maulina asegura la continuidad del servicio, resguarda la calidad académica y mantiene los sueldos de todos los colaboradores.
Estos fondos van a permitir cubrir el déficit de cinco mil millones que se había calculado para este año, otorgando tranquilidad a toda la comunidad universitaria.
“Como institución nos vemos obligados a desplegar un Plan de Austeridad, el cual contiene una serie de medidas para hacer frente a este complejo escenario, sin tener que sacrificar los salarios ni la estabilidad laboral de quienes dan vida a nuestra comunidad, como han debido hacer muchas otras instituciones del sector público y privado. El alcance e impacto de cada una de estas medidas fue minuciosamente analizado y, de ningún modo, se verá afectada la calidad académica que ha logrado consolidar la institución, el bienestar y la salud de nuestra comunidad, así como tampoco los desafíos que nos corresponderá enfrentar los próximos años. Los ajustes realizados en cada ítem proporcionan el respiro necesario para hacer frente a una crisis que afecta a todos los chilenos y chilenas”, indicó sobre el tema el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas.

AHORRO
En este escenario, que obligó a tomar medidas internas, incidieron factores como el retiro temporal de alumnos; no pago de aranceles, por parte de estudiantes cuyas familias se han empobrecido; la necesidad de hacer nuevas inversiones, para responder a los desafíos que impuso el Covid-19; y la falta de una política pública de apoyo a las instituciones de educación superior.
Este plan, aprobado por la Junta Directiva y el Consejo Académico, contempla tres grandes áreas de ahorro: asignaciones, honorarios y nombramientos; bienes y servicios; y modificaciones al programa de inversiones. Además, una reestructuración orgánica de la Institución. “Se prevén menores ingresos para el período 2020-2022, mientras que por otro se observan costos emergentes a raíz de las medidas de contención del virus (Covid-19) y la educación a distancia, hechos que se suman a la mayor inversión en medidas de equidad aprobadas en noviembre de 2019 tras el inicio de las demandas sociales. Por ello, se formula este plan de ajuste financiero para enfrentar adecuadamente el escenario actual y de los próximos años, sin poner en riesgo la trayectoria de calidad y excelencia que caracteriza a la Universidad de Talca”, sostuvo el vicerrector de Gestión Económica y Administración, Carlos Torres.
En tanto, el presidente de la Junta Directiva de la casa de estudios, Alejandro Ferreiro, planteó que “en el contexto actual este plan resulta imprescindible. Tenemos una universidad acreditada por seis años, que es prestigiosa, una institución estatal, regional y emblemática para Chile, y para poder garantizar que lo esencial se pueda mantener sin mayores alteraciones tenemos que buscar los ahorros necesarios”.