Bienes Nacionales Maule estableció récord de publicaciones en diario La Prensa para usuarios

0
615

Es un número histórico. Son 520 avisos que saldrán publicados para que los usuarios revisen el proceso de tramitación de su saneamiento de Título.

TALCA/CURICÓ. Las publicaciones de Bienes Nacionales, son notificaciones de solicitudes de saneamiento para regularizar la posesión material que ostenta la persona identificada sobre un inmueble (como un terreno) y donde se detallan sus límites. Este tipo de publicaciones es un requisito establecido por el DL 2695 de 1979 (opera exclusivamente sobre bienes privados) y busca dar a conocer a la comunidad la existencia de un “saneamiento”, a fin de que los terceros que pudieren verse afectados tengan la posibilidad de objetar dicho procedimiento dentro de un plazo de 60 días hábiles a contar de la segunda publicación, hoy es la primera y el 15 de septiembre es la segunda.

Para el seremi de Bienes Nacionales, Enrique Gómez, este es un hito histórico afirmando que “hoy en el diario La Prensa hemos publicado 520 avisos que corresponden a 520 procesos de saneamiento de Título, es una cifra muy positiva que casi duplica la del año pasado y que demuestra el interés que tenemos como ministerio para avanzar en el trámite, hacerlo más eficiente, más rápido, porque sabemos los beneficios que trae para los postulantes. A través de esto, a los vecinos del Maule les cambia la vida, esto trae de la mano acceso a beneficios fiscales y también privados como créditos bancarios. Lo más importante es, que les entrega certeza a las personas que lo que siempre ha sido suyo, hoy el Estado se lo reconoce como tal”.

PROGRAMA

Bienes Nacionales ha impulsado el Programa Chile Propietario, que busca incrementar la captación de casos de saneamiento. Este proceso contiene una parte jurídica de acreditación de requisitos legales y una parte técnica de comprobación de la situación en terreno, mediante la cual el poseedor material de un bien raíz que carece de Título puede llegar a adquirir plenamente el dominio de esa propiedad, en el plazo de un año después de inscrito en el Conservador de Bienes Raíces.