Paz: una perrita que fue rescatada y que está aprendiendo a confiar en los humanos

0
409
Paz fue rescatada a los cinco meses muy desnutrida y con una avanzada sarna. Hoy se encuentra en proceso de rehabilitación para luego buscarle un hogar definitivo.

Conozca su historia. Gracias a gestiones de la fundación Paticorta, Paz, que antes era una perrita abandonada como tantas y no tenía nombre, ahora comienza a recuperarse. De hecho, ya tiene nuevo domicilio.

CURICÓ. Su cuerpo estaba todo herido, rojo y con una picazón que hacía que le ardiera todo, sobre todo, cuando había sol. Todo ello producto de la sarna avanzada que hizo que Paz no tuviera las fuerzas para seguir viviendo.
Pero la vida le tenía una segunda oportunidad. En principio, no quería dejarse tocar, porque el miedo a que le hicieran daño nuevamente era tan fuerte que la hacía temblar. No quería entregarse, porque no quería una vez más sentir maltrato, por lo mismo, se opuso con todas sus fuerzas. Pero esta vez, hubo una gran diferencia, ya que algo le hizo confiar en las personas que la rescataron.
Fundación Paticorta recibió un mensaje respecto a la situación en que se encontraba Paz. Estaba en una constructora en el sector de Santa Fe y era imposible que la atraparan, porque simplemente no se dejaba tocar, pero para quienes rescatan animales nada es imposible, ya que el amor todo lo puede.
Y se logró. Paz, que antes era una perrita abandonada como tantas y no tenía nombre, fue tomada en brazos, se hizo pipí, pero confió y fue llevada al veterinario, empezando su tratamiento contra la sarna.
Y para que toda esta historia tuviera un final feliz, aparecieron aquellos “angelitos” que siempre ayudan. Una de ellas es Carolina Silva que se la llevó a su casa y que la está rehabilitando, para que Paz entienda que no todos los humanos hacemos daño.
“Trabajo en Uber Pets y me llamaron de Paticorta para ir en busca de una perrita que estaba muy enferma en una constructora en el sector Santa Fe. Nunca pensé encontrar una perrita en tan mal estado y tan miedosa de los humanos, lo que hizo que nos costara mucho atraparla y ganar su confianza”, precisó Silva, quien agregó que tras llevarla al veterinario, surgió la idea de trasladarla a su casa y rehabilitarla. “Está muy débil y desconfía de los humanos. De a poco, se está dando conmigo”, aclaró.
También Carolina aprovechó de llamar a la comunidad a respetar a los animales y no maltratarlos.

CASOS
Durante los últimos días, han salido a la luz diversos casos de maltrato hacia nuestros hermanos menores. Sin duda, uno de los que ha causado mayor conmoción ha sido el de un cachorro de seis meses que fue agredido sexualmente en la ciudad de Arica y que murió producto de lo mismo.
Unido a esto, se encuentran los casos de abandono que suceden a diario. Por desgracia, muchos siguen sin entender que los animales sienten y sufren, que no son “cosas” o “seres muebles”. Por eso, es importante generar conciencia, para que no se repitan situaciones tan graves como las señaladas, ya que las agrupaciones animalistas no dan abasto para hacerse cargo de tantos casos.