Diego Durán: “Ha sido un período bastante complejo para todos”

0
321

Entrevista. El rector de la Universidad Católica del Maule (UCM), casa de estudios que hoy está de aniversario, hizo un diagnóstico de lo que ha sido este tiempo de pandemia y dio luces de cómo se encarará el segundo semestre académico.

TALCA. Sabiendo que vivimos en una de las emergencias sanitarias más importantes de las que se tenga recuerdo, que ha desencadenado una crisis económica en todo el mundo, momentos de incertidumbre y angustia, el rector de la Universidad Católica del Maule (UCM), Diego Durán, respondió en entrevista las principales inquietudes que pueden aflorar dentro de la comunidad ante este escenario desconocido, además de revelar cuáles serán los próximos pasos a seguir por la institución.

¿Cómo ha sido para las autoridades de la UCM este tiempo?
“Ha sido un período bastante complejo para todos, porque desde el Estallido Social, sumado a la pandemia, han habido cambios importantes, como en lo afectivo, en el contacto con las personas, lo que afecta mucho nuestra idiosincrasia, ya que somos muy de piel, por lo tanto, enfrentarse al distanciamiento, a no poder salir, ni tener contacto con las personas, trae consecuencias, como por ejemplo en el ámbito laboral, porque tenemos que buscar nuevas formas de hacer las cosas y como institución en ese plano estamos tratando de establecer el vínculo permanente, tratando de alentar a la comunidad para que podamos enfrentar de la mejor manera posible este tiempo”.

¿Qué sigue para la universidad en el contexto de pandemia?
“Estamos mejorando todo aquello que fue fruto de un diagnóstico en el primer semestre y que necesariamente tiene que ser mejorado, además de establecer todas las capacitaciones que sean necesarias para que los académicos tengan herramientas para trabajar de manera virtual, lo que ha sido positivo y hemos contado siempre con el respaldo de ellos. A la vez hay un desafío para los estudiantes, hoy el trabajo autónomo es una necesidad y vamos a tener que avanzar fuertemente en eso, generándoles herramientas en ese plano. Estamos con un trabajo fuerte, intentando que este segundo semestre, con todo el aprendizaje del primero, se haga de la manera más adecuada, siempre en diálogo con los estudiantes, para ir viendo cómo se van sintiendo y cuáles son las dificultades que van encontrando en el camino, del mismo modo que tenemos un diálogo permanente con los académicos y directores de escuela que nos permiten avanzar en ese plano”.

¿Cuáles han sido los esfuerzos concretos desde la investigación y la vinculación con el medio de la UCM para ser parte de la solución del problema?
“Ambas son dos cosas que hoy están muy relacionadas, por la concepción que tenemos como institución de base en solidaridad y conjunto de trabajo con la comunidad, vinculándonos desde el primer momento al proceso del análisis de los exámenes PCR a través del Hospital Regional de Talca, también estamos participando en un par de proyectos asociados al Covid-19 y estamos trabajando con el interés de seguir contribuyendo en la investigación en esa área y también generando otro tipo de actividades, como la ayuda a través de las vías virtuales en salud y atención a la ciudadanía”. 

En materia de Educación Superior ¿Qué puede comentar en relación al nuevo sistema de admisión definido para el 2021?
“Ha sido un cambio muy brusco respecto de un proceso a otro en un contexto muy complejo, no solo por la sensación que existe de este tipo de evaluaciones, sino porque también vamos a estar en un contexto de pandemia. Más que las complicaciones que sabemos que van a haber, son por las grandes transformaciones que tiene la prueba y probablemente eso marque una diferencia respecto a lo anterior. Tenemos que tratar de entender que esta es una prueba de selección necesaria y que las instituciones hoy cuentan con este método para darle posibilidad a los estudiantes de manera equitativa y justa”. 

¿Cómo se entiende la posibilidad de volver a clases esbozada por el Ministro de Educación?
“Acá hay un elemento que es tremendamente significativo e importante, primero hay una situación sanitaria, por lo tanto, es la autoridad sanitaria la que de alguna manera tendría que dar luces respecto de esto, lo segundo es la realidad comparada, en países donde el Covid-19 pasó por un peak, regresaron a clases y tuvieron que volver a decretar cuarentenas e incluso las instituciones de Educación Superior tuvieron que volver a cerrar, porque el rebrote fue grande y creo que esta es una experiencia que nosotros tenemos que aprender. Lo tercero es que creo que el análisis real, concreto de lo que significa un retorno en estas condiciones que se está conversando tiene un impacto económico, tremendamente grande para las instituciones, no solo de la Educación Superior, sino que también para el sistema escolar. Estamos hablando del distanciamiento social en la sala de clases, lo que significa que simultáneamente tendremos una actividad mixta y adecuar con equipos potentes para transmitir en vivo lo que se hace en una actividad académica y eso es muy probable que en este segundo semestre no se pueda hacer en la totalidad de las generaciones, sino que habrá que hacerlo parcialmente, priorizando las prácticas, los laboratorios y los estudiantes de los últimos años, en el caso nuestro”.