¿La “pandemia mundial” de la inconsciencia?

0
329
Editorial

Es verdaderamente dramático y alarmante el grado de inconsciencia e irresponsabilidad al que han llegado muchos jóvenes de diferentes países del planeta, lo que ha quedado demostrado en la realización de masivas fiestas clandestinas y todo en medio de una de las peores crisis sanitarias que hayan asolado al mundo en más de un siglo.

Pareciera que a estos adolescentes y jóvenes les importa un comino su propia salud y la de quienes les rodean.

Y hay un detalle tan singular como grave frente a las consecuencias de estas actitudes tan desquiciadas y repudiables: muchos medios de comunicación parecen no asignarles la debida importancia a las macabras consecuencias de este tipo de fiestas prohibidas.

Como, por ejemplo, cuando se produjo la reciente y horrible tragedia en un club nocturno en Lima (Perú) donde murieron al menos 13 personas y otras seis resultaron heridas el recién pasado sábado 22 de este mes de agosto tras una estampida en el marco de una redada policial.

Según informaron las autoridades, en el estrecho local había unas 120 personas, a pesar de que en Perú, debido a la pandemia del Covid-19 y por disposición del gobierno nacional, están prohibidas las reuniones sociales.

Doce de las trece víctimas fatales eran mujeres jóvenes que dejan huérfanos a pequeños de entre dos y cinco años y trascendió que la gran mayoría de los y las asistentes tenían prontuario por narcotráfico y consumo de drogas ilícitas y por eso, en su desesperado afán de escapar perecieron asfixiados y pisoteados por quienes también querían huir.

Las autoridades informaron que detuvieron a 23 personas tras el incidente, de las cuales más de la mitad resultaron positivas para el Covid-19.

En su habitual conferencia de prensa semanal, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un mensaje para que los jóvenes, en todo el mundo, tomen conciencia de la gravedad de una pandemia que sigue yendo en aumento.

En efecto, ha habido serios rebrotes en países como Italia, Francia y España  y los jóvenes son señalados como “aceleradores de los rebrotes de Coronavirus”; en parte porque en el hemisferio norte resultan ser una población difícil de disuadir en pleno apogeo del verano.

Chile no está al margen de  estas “fiestas” clandestinas y en los últimos meses ha habido varios detenidos especialmente en comunas de la Región Metropolitana.