Comedor Popular Marginales: La pasión del tablón directo a la mesa de muchos curicanos

0
371

Partieron entregando desayunos a personas en situación de calle. Hoy más de 500 curicanos de Santa Fe y Santos Martínez son beneficiados por la acción social de la hinchada de Curicó Unido. 

CURICÓ. “Aquí estamos, no nos rendimos a pesar de todo, la lucha sigue”. Esta es una de las frases de la revolución mexicana zapatista y utilizada actualmente por la hinchada Marginales de Curicó Unido, que en estos días de pandemia y crisis económica se escucha con más fuerza en la ciudad maulina.

El Coronavirus ha afectado a muchas familias curicanas, por lo que, luego del lunes 16 de marzo, cuando la ANFP decidió suspender el partido entre Curicó Unido y Unión La Calera por el Covid-19. Un encuentro esperado por muchos hinchas albirrojos dado el buen momento del club. La pasión de la hinchada Marginales abocó sus energías y aliento en apoyo de los miles de curicanos que lo están pasando mal económicamente por la crisis sanitaria. 

Al igual que en años anteriores, iniciaron una gran acción de ayuda social, primero entregando desayunos a personas en situación de calle y luego, repartiendo almuerzos a más de 500 personas cada día a través de sus dos Comedores Populares autogestionados en Santa Fe y Santos Martínez. 

Actualmente cuentan con el apoyo de abastecimiento de la Municipalidad de Curicó y forman parte de las más de 60 Cocinas Solidarias que impulsó el alcalde Javier Muñoz.

INICIOS

Allan Olivos, uno de los referentes de Los Marginales y participante activo del Comedor Solidario de Santa Fe, contó que “la idea parte hace aproximadamente dos meses cuando decidimos comenzar a dar desayuno a la gente en situación de calle en la Iglesia del Rosario en el centro de Curicó. Comenzamos un sábado, entregamos desayuno gratis, aproximadamente 200 porciones y de ahí surgió la idea de comenzar a realizar Comedores Solidarios autogestionados por la misma hinchada, por la misma gente y contactos que tenemos”. En el sector surponiente, Michael Farías, también de la hinchada, junto a familiares y amigos de la población Santos Martínez, integran el segundo comedor popular, que ayuda directamente a más de 170 personas con un plato de comida todos los días.

“Nosotros partimos junto con la olla de Santa Fe también formada por la hinchada, ahí partimos las primeras veces. Tuvimos un par de ollas comunes que hicimos en el sector Santa Lucía, después trabajamos en Trapiche con Mataquito, en la sede que es de la municipalidad y por ciertos casos puntuales decidimos hacerlo en la casa de mi tía para que se pueda realizar eso. Nosotros repartimos entre 150 y 170 porciones diarias, eso es lo que estamos entregando actualmente. Nosotros partimos esto totalmente autogestionado, seguimos autogestionándonos más la ayuda municipal, va todo de la mano”, acotó.

CONOCEMOS LA REALIDAD

La solidaridad de este grupo de jóvenes curicanos, que en tiempos normales llenan la tribuna Andes del Estadio Bicentenario La Granja para alentar a Curicó Unido, llega en un momento en que muchas familias ven “como una gran ayuda económica” el poder recibir esta ración de alimento. 

“Se conocen varias realidades de las personas de acá del sector y eso nos hace más fácil la llegada al conocer los casos puntuales. Más que nada la idea siempre ha sido ayudar y aquí estamos, A pesar de todo, la lucha sigue, como decimos nosotros”, señaló Farías. 

Por su parte, Allan Olivos, reconoció que la situación sanitaria que vive el país también ha afectado directamente a muchas familias y amigos hinchas albirrojos, por lo que ellos sienten la responsabilidad de poder ayudarlos. “Es la situación actual del país, es el momento que estamos viviendo y tenemos que estar con la gente que más lo necesita porque hay mucha gente que se encuentra en mala situación, casos que a veces la gente no conoce y nosotros estamos entrando en ese mundo, en el mundo igual de muchos amigos que se encuentran mal y nosotros tenemos que estar con ellos”, dijo.

“VAMOS A SEGUIR”

Tal como señaló Nelson Espinoza, maestro de cocina del Comedor Popular de Santa Fe, “hay que ayudar cuando se puede, siempre hay que ayudar al que está al lado, al que necesita hay que ayudarlo. No al que tiene, al que necesita realmente, a ese hay que ayudar. No tengo ni trabajo, pero aquí estoy todo el día trabajando para ellos, por más de tres meses si no me equivoco. Empezamos 70 personas y ahora ya vamos en 250, 259, hoy día hay para 219, varía, pero siempre arriba de 200 personas”.

Espinoza comentó que “vamos a estar hasta la última. Si se acaban las otras ollas, nosotros vamos a seguir, siempre y cuando la gente de apoyo a los muchachos. La municipalidad igual está aportando, ese tema lo ve Allan, los muchachos ven ese tema y yo me dedico a cocinar para que la comida quede buena”. 

Por su parte, Allan Olivos, envió un mensaje a las personas que están pasando difíciles momentos en estos días. “Toda la gente sabe quienes somos y lo que hacemos, así que tenemos el apoyo y la confianza que siempre hemos tenido históricamente desde que existe la hinchada. Les voy a dejar un mensaje que es una frase de un lienzo de nosotros, que es de la revolución mexicana de Emiliano Zapata, que dice: Aquí estamos, no nos rendimos a pesar de todo, la lucha sigue”, subrayó.