Poco serio

0
406

Esta no es la primera vez que los maulinos hemos sido testigos y nos hemos sentido afectados por decisiones poco serias.

Hace algún tiempo, en esta misma sección, expusimos la molestia de la ciudadanía sobre los anuncios de la autoridad que a pocas horas son desechados. Durante la mañana de un día jueves se anunciaba el cierre del comercio y otros establecimientos, y luego por la tarde se envió un comunicado corto y confuso informando que la medida quedaba sin efecto, sin responder preguntas, sin dar motivos y con una gran dificultad para los medios para confirmar si la información es real o no.

En esa oportunidad llamamos a quienes están a cargo de tomar decisiones y les dijimos: “Un consejo: primero se reúnen, hablan bien las cosas, se ponen de acuerdo y luego entregan las medidas. Si los medios no recibimos información completa y veraz, difícilmente podremos informar bien a la ciudadanía”.

Luego en nuestra región pasamos por otra situación insólita… estuvimos por un mes con un intendente subrogante y por favor, que no se malentienda, muchas autoridades agradecieron el trabajo del gobernador de Talca, pero el Maule necesitaban un intendente titular.

Ahora volvemos a enfrentarnos a decisiones anunciadas y desechadas, y esta vez afecta a los curicanos.

El jueves de esta semana se anunció que a partir del lunes 10 de agosto comenzaría a regir en la ciudad la restricción vehicular, como una manera de bajar la movilidad de las personas, pues en plena pandemia y con una cuarentena que se ha extendido por casi dos meses, aún se veía mucha gente y muchos vehículos circulando por la ciudad.

Bueno, ese anuncio duró solo un día… ¡Solo un día!. Pues tarde este viernes se anunció que la medida ya no iba, dejando una vez más en evidencia la poca seriedad a la hora de realizar los anuncios.

Y tampoco hubo mayores explicaciones, solo que “la autoridad sanitaria”, que se entiende que es la Seremi de Salud, tomó esa la decisión de no implementar la restricción vehicular. 

Simplemente vergonzoso. Si bien habían opiniones dispares, pues unos apoyaba la medida y otros la rechazaban, en lo puntual es una falta de respeto para toda la ciudadanía.

Nuevamente decimos, primero pónganse bien de acuerdo y luego hagan los anuncios, para no tener que pasar por estos bochornosos episodios.