Obispado da por probadas acusaciones de abuso sexual contra menores cometidas por presbítero

0
906

Luciano Arriagada. El presbítero comunicó su determinación de solicitar a la Iglesia la dimisión definitiva del estado clerical.

TALCA. El Obispado de Talca informó que con fecha 3 de agosto, fue emitido el Decreto Conclusivo del Proceso Administrativo Penal contra el presbítero Luciano Arriagada Vergara, por el delito de abuso sexual contra menores.

En él, se estableció que las acusaciones fueron probadas y que a raíz de ello, se le impuso como pena la suspensión total del ejercicio sacerdotal durante cinco años y la prohibición perpetua de asumir servicios pastorales dedicados específicamente, a niños y adolescentes.

El decreto establece, además, otras medidas que apuntan al sentido penitencial, terapéutico y de reparación que persigue esta pena. “Los expedientes de este proceso fueron entregados íntegramente al Ministerio Público”, según un comunicado.

Al momento de la notificación del Decreto Conclusivo, Arriagada comunicó su determinación de solicitar a la Iglesia la dimisión definitiva del estado clerical. “La sentencia de la Iglesia y la determinación del presbítero Luciano, fueron comunicadas a las víctimas o a quienes los representaron”, sostiene la nota.

“El administrador apostólico de Talca -Galo Fernández- hace suyo el dolor de las víctimas, de sus familias y de toda la comunidad que tanto ha sufrido por estos hechos, que no se condicen con el ministerio sacerdotal. Al mismo tiempo, reitera el compromiso de la Iglesia de Talca con la prevención de los abusos en todas sus formas y la búsqueda de ofrecer ambientes sanos y seguros para todos”.

DENUNCIA

El religioso fue formalizado en agosto del año pasado por el delito de abuso sexual, en contra de un menor de 14 años de edad entre el 2014 y 2015. En aquella oportunidad, quedó con la medida cautelar de no acercarse a la víctima.