Población Sol de Septiembre: Una tradición de solidaridad

0
797

Cocina Solidaria en tiempos de pandemia. Entregan diariamente más de 200 raciones de almuerzo a los vecinos en dificultades.  

CURICÓ. Con el funcionamiento de una Cocina Solidaria, compuesta por un equipo voluntario integrado por directivos vecinales, la población Sol de Septiembre sigue cumpliendo con el legado de antiguos dirigentes que en momentos de grandes dificultades estuvieron junto a sus vecinos en épocas pasadas.

Actualmente, a raíz de la pandemia del Coronavirus que está afectando a muchas familias de  este sector poblacional, ubicado en el barrio nororiente de la ciudad, se está desarrollando la entrega de alimentos preparados para más de doscientas personas diariamente durante toda la semana.

Diario La Prensa conversó con la presidenta de la junta vecinal Luis Cruz Martínez de este sector poblacional, Leonor Lizama, quien destacó el trabajo solidario que está desarrollando un equipo de directivos de este tradicional conjunto habitacional de la ciudad. Junto a ella, dijo, trabajan diariamente los directivos Gilda Espinoza, María Gajardo y Gustavo Valdivia, quienes ponen lo mejor de ellos para atender en la mejor forma posible a los vecinos que requieren de la ayuda alimenticia.

COCINA SOLIDARIA

La Cocina Solidaria funciona diariamente en la sede social de la junta vecinal, ubicada en la calle Río Lauca, lugar que tiene todas las comodidades para la entrega de alimentos y que es sanitizado antes y después de las entregas a quienes acuden con sus envases para llevar el almuerzo diario a sus casas.

“Diariamente estamos entregando más de doscientas raciones a vecinos que no solo acuden de la primera etapa que presido, sino también de la segunda y tercera etapa porque la necesidad es mucha y hay que aportar lo más posible”, expresó la dirigente. 

La presidenta vecinal, Leonor Lizama, manifestó que hasta el momento cuentan solo con la ayuda que les entrega la Municipalidad de Curicó, encabezada por el alcalde Javier Muñoz y personal municipal de Desarrollo Comunitario. A ello se suma, agregó, los aportes que realizan algunos vecinos de la población que se encuentran en situación un poco mejor, lo que permite aumentar un tanto la cantidad de almuerzos que se entregan diariamente.

NECESIDADES

“Lo que no hemos podido lograr, es la posibilidad de entregar a los niños un agregado en calidad de postre que puede estar compuesto de frutas y lácteos como yogures, aún cuando fuera de vez en cuando”, expresó la dirigente, quien no descarta que pueda ocurrir algún “milagro”.  

En otro aspecto, la presidenta señala que en un principio recibían algunos aportes en pan, pero que ahora no los tienen, lo que les está afectando en las finanzas, pero que de vez en cuando logran algunas ayudas, especialmente en verduras. 

PANDEMIA

En relación a la pandemia, Leonor Lizama, destaca que en los primeros meses tuvieron algunos casos de contagio del Coronavirus, pero que fueron desapareciendo, encontrándose ahora con una situación más estable lo que les da más tranquilidad.

Los vecinos, señala, están respetando las normas sanitarias y tienen un permanente uso de mascarillas cuando salen a comprar o a realizar algún trámite y usan en sus casas los elementos de sanitización recomendados por la autoridad sanitaria.

INQUIETUDES

Entre las principales inquietudes, la dirigente destaca que después de las pavimentaciones de calles y construcción del Jardín Infantil del sector, no se han logrado grandes obras de desarrollo para esa comunidad, pero que no pierden la esperanza de que algunas de sus aspiraciones se hagan realidad.

Destaca entre las principales inquietudes el estancamiento que ha tenido la construcción y reposición de veredas, cuya inversión fue aprobada hace algunos meses por el CORE pero que seguramente puede estar esperando que pase la pandemia.

Entre otras inquietudes, agrega las dificultades que se están viviendo en el sector por el mejoramiento y construcción de la avenida Alessandri, donde se están ocupando parte de las veredas de la población, afectando el ancho de desplazamiento de los vecinos, especialmente de los adultos mayores.

También tienen serios problemas con la salida de emergencia de la sede social que fue desplazada por la construcción del Jardín Infantil, situación que ha sido denunciada en muchas oportunidades sin ninguna solución. Similar problema afecta también, dijo la dirigente, con la biblioteca del lugar.

La Junta Vecinal Luis Cruz Martínez de población Sol de Septiembre, cuenta con un importante conjunto de organizaciones sociales, entre las que destaca los centros de madres Gabriela Mistral y Las Ilusiones, Centro de Acción de la Mujer, Club Deportivo  Juventud  Sol de Septiembre, Club del Adulto Mayor y otros organismos comunitarios.

HISTORIA           

La presidenta de la primera etapa de la población Sol de Septiembre, Leonor Lizama, señala que este es uno de los sectores emblemáticos de Curicó y que llegó con su familia cuando solo tenía un par de años de edad, cuando el sector era de emergencia habitacional.

La dirigente de este sector, que estará cumpliendo 65 años para las fiestas de septiembre, recuerda que desde la llegada de los primeros grupos ha sido siempre una población de esfuerzo, formada por gente modesta que ha sabido salir adelante. 

En la década de los 60’ la agrupación toma el nombre  de Sol de Septiembre como un homenaje al Presidente Eduardo Frei Montalva, gran impulsor de las demandas habitacionales de los sectores populares y de hecho el sector fue el que recibió la Marcha de la Patria Joven de esa época, cuando era alcalde Emiliano Rojas. 

Los antiguos pobladores que aún se encuentran vivos, han recordado que la población nació a raíz de los fuertes temporales que hubo en Curicó y que dejó a mucha gente damnificada en los sectores del río Guaiquillo que se desbordó y afectó a los barrios adyacentes.

Vecinos de esos tiempos, aún recuerdan las campañas solidarias que debieron hacerse para alimentar a mucha gente que lo estaba pasando mal y rescatan el recuerdo del pastor evangélico Enrique Chávez, que encabezó la ayuda con su iglesia. 

La historia del lugar cuenta del éxito que lograron en estos más de sesenta años de vida, clubes de fútbol como Barrabases, Julio Martínez, Juventud Sol de Septiembre, Río Laja, Independiente y Cóndor Unido, entre otros grupos, que participaban preferentemente en los torneos particulares de la ciudad.