Detección del Covid-19 : Buen aporte de la UTalca

0
477

Mientras el Coronavirus que causa el Covid-19 continúa propagándose, decenas de equipos de científicos alrededor del mundo, trabajan aceleradamente para encontrar una vacuna que pueda poner fin a esta pandemia.

Obviamente los principales y más destacados esfuerzos corresponden a las grandes empresas de la farmacéutica internacional, varias de las cuales se han estado uniendo en busca del objetivo común.

Pero así como se ha desatado una especie de “carrera” para hallar una vacuna eficaz y segura en el menor tiempo posible, en el universo científico-académico también se realizan positivos avances en materia de detección del nefasto virus.

Es así como hace escasos días la prestigiosa revista especializada “Nature”, destacó el buen trabajo que un equipo de científicos de la Universidad de Talca, junto a la Universidad Autónoma, están realizando en esta área tan vital, como es detectar de manera rápida y no tan invasiva, la presencia del contagio. 

Tan interesante ha sido dicha publicación que permitió que la OMS, como también Argentina y Perú, ya hayan contactado a los expertos de estas dos universidades chilenas.

Lo novedoso de este sistema es que permite detectar al Coronavirus en un lapso breve y además de manera muy  económica (unos 800 pesos por análisis) superando al, hasta ahora popular, PCR.

Lo de ahora se basa en una tecnología que se llama “espectometría de masa”, que junto a la inteligencia artificial, permitiría realizar hasta 2.400 pruebas diarias y que alcanzaría un 93,9 por ciento de precisión.

Pero volviendo a lo de vacuna propiamente tal, la velocidad con que se están llevando a cabo las investigaciones –afirman los expertos– es extraordinaria, considerando que el desarrollo de una vacuna puede tomar años, o incluso décadas. Por ejemplo, la vacuna para el Ébola que se aprobó recientemente, tardó más de 16 años desde su creación hasta su aprobación.

Y es que normalmente, una vacuna debe seguir varias etapas, primero en el laboratorio; después en pruebas con animales y, si se demuestra que es segura y puede generar una respuesta inmune, recién entonces comienzan los ensayos con humanos.