Dígitos que inquietan

0
334

Tal como los expertos en la materia así lo auguraron, siguiendo la tendencia país, las cifras de desempleo en la Región del Maule experimentan una clara tendencia al alza, superando ahora la temida barrera de los dos dígitos: 10,8%. Se trata de datos dados a conocer la semana recién pasada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que corresponden al trimestre abril y junio del presente año. Haciendo una comparación a igual período, pero del año anterior, la tasa de desocupación en el Maule experimentó un alza de 4,1 puntos porcentuales. El respectivo informe del INE además señala que se perdieron 94 mil puestos de trabajo en 12 meses.
Si bien por las características de las principales actividades que generan el grueso de los puestos de trabajo en la zona, los meses vinculados al invierno son períodos donde históricamente las opciones laborales “se contraen”, provocando que las cifras de desempleo experimenten un incremento, el actual panorama ya da cuenta de los coletazos asociados a la vigente pandemia del Coronavirus. Debido a que el informe no incluye información detallada por provincias o ciudades, no se puede establecer el real impacto que, en lo puntual, tuvo Curicó en las aludidas cifras, considerando que su zona urbana ya va en su séptima semana consecutiva bajo cuarentena. 
Cabe recordar que dos de cada tres puestos de trabajo en Chile son generados por las pequeñas y medianas empresas (pymes), las mismas que han debido luchar por mantenerse activas, en una economía ya “golpeada” tras el “Estallido Social”, y que ahora ha debido hacer frente a los efectos de una inesperada e inédita pandemia en “Tiempos Modernos”. Por lo mismo, si bien estamos frente a dígitos que inquietan, una de las “claves” para paliar este crudo escenario está en priorizar la entrega de diversas herramientas de apoyo a las pymes, factor que perfectamente puede marcar la diferencia entre que estén o no operativas, con el consiguiente impacto que eso conlleva en miles de familias.