Convivencia “social” aún lejana

0
331

De acuerdo a las instrucciones y normativas determinadas por las autoridades, en el marco del plan Paso a Paso por el Covid-19, a partir de este sábado 25 de julio, las personas mayores de 75 años que no estén contagiadas podrán salir a caminar por el entorno de su barrio durante dos horas.

A este respecto, el director del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), Octavio Vergara, destacó que “es una medida que ha sido solicitada muchas veces por parte de las personas mayores” y, por su parte, el presidente de la Sociedad Chilena de Geriatría, el doctor Gerardo Fasce, dijo que “vemos con mucha alegría esta noticia”, ya que se ha observado pérdida de masa muscular y capacidad aeróbica en un gran número de ancianos.

En efecto, a partir de hoy sábado 25 de julio, en las etapas de Preparación y de Apertura Inicial, los adultos mayores podrán salir también durante una hora entre 10:00 y 12:00 horas o entre 15:00 y 17:00 horas, todos los días de la semana. El subsecretario Arturo Zúñiga dijo en su momento que “al momento de salir a la calle, deberán cumplir con las medidas de uso de mascarillas y de distanciamiento físico, portando siempre su cédula de identidad.

En las comunas que se encuentran en cuarentena y en transición (Fase 1 y 2), las personas mayores podrán salir entre 10: y 12:00 horas, y en la tarde de 15:00 y 17:00 horas, los lunes, jueves y sábado.

Los ancianos (as) podrán estar acompañados de una persona, pero no podrán circular en espacios cerrados.

Como puede advertirse, esta cierta franquicia no debe ni puede interpretarse como un “chipe libre” para una abierta convivencia social entre los vecinos, porque estamos aún  lejos de un escenario normal y exento de peligros y porque el salir a caminar por su barrio significa, más que nada, un necesario y vital relajamiento, aliviando el estrés que implica el encierro y también un necesario fortalecimiento muscular.

Afortunadamente, estos últimos días en la zona central han estado mostrando mañanas y tardes soleadas lo que, sin duda, ayuda en los desplazamientos de los adultos mayores.

Habrá, entonces, que tener paciencia y esperar a que se vayan dando las condiciones para volver a tener la tan anhelada y verdadera convivencia social y en buen estado de salud.