Tras dos años nuevamente abren desembocadura de Laguna Llico

0
446
Autoridades estuvieron presentes verificando el proceso.

Con maquinaria pesada. Las intensas precipitaciones caídas en lo que va de la presente temporada invernal, permitieron alcanzar la cota (altura) necesaria para dar paso a dicha acción.  

Cumpliendo con los protocolos emanados desde la Dirección de Obras Portuarias (DOP), tras una “pausa” de dos años, nuevamente se procedió a abrir la desembocadura de la Laguna Llico, acción que se llevó a cabo gracias al uso de maquinaria pesada. 

A fin de verificar el desarrollo de tal medida, autoridades como el gobernador, Roberto González, el alcalde de Vichuquén, Roberto Rivera y el alcalde de Mar, Alejandro Ulloa, se trasladaron hasta el aludido lugar. Según lo manifestado por el jefe comunal, la apertura permite “darle tranquilidad” a una serie de vecinos que veían con preocupación como el nivel de la citada laguna se acercaba “peligrosamente a sus viviendas”. Tal paso se da gracias a las intensas precipitaciones que han caído en la zona en lo que va de la temporada invernal. “Esto trae consigo consecuencias muy positivas. Todo el ecosistema acuático local se renueva. Las aguas de la laguna estaban estancadas hace ya bastante tiempo y con esto podemos llenar de agua limpia una vez cerrado, completar y seguir adelante y sobre todo enfrentar el verano y las temporadas que vengan con un ecosistema remozado, con agua limpia”, dijo Rivera. 

Ya sea la apertura o el cierre de la desembocadura de la Laguna Llico, están regulados por un protocolo emanado desde la DOP. En el caso de la primera acción, responde a la cantidad de agua que se pueda acumular, ya sea desde afluentes o bien, ligada a lluvias, debiendo alcanzar cierta cota (altitud). Con ello además se garantiza un “natural” descenso del nivel del mencionado depósito de agua.  

LAGUNA TORCA

Cabe recordar que en la propia zona, la caída de intensas lluvia también permitió que la Laguna Torca “recuperara” sus habituales niveles de agua, esto tras quedar prácticamente seca. Tal situación permitió “darle un respiro” al ecosistema del lugar, fuertemente golpeado por los efectos de la sequía. 

A fin de verificar el desarrollo de tal medida, autoridades como el gobernador, Roberto González, el alcalde de Vichuquén, Roberto Rivera y el alcalde de Mar, Alejandro Ulloa, se trasladaron hasta la desembocadura de la Laguna Llico.